Una visita no del todo inútil

El que pueda explicar el origen de los reales exportados nada tiene que temer. El que no, está en problemas, por lo menos en el Brasil".

El viaje del ministro de Hacienda y del presidente del Banco Central al Brasil tuvo, finalmente, alguna uti­lidad. Sirvió para que ambos supieran cómo funcionan en ese país las instituciones. Fue­ron a hacer preguntas y recibieron las respues­tas correspondientes.

¿Prohíbe Brasil la importación de reales del Paraguay? Definiti­vamente, no. El BCB no ha emitido resolución alguna al respecto. ¿Por qué hay entonces tantos problemas para colocar en el Brasil los reales que entran a raudales al Paraguay? Cuestión de los bancos que operan en ese ne­gocio. Algunos de ellos han “parado la pelota” mientras se aclaran las cosas, ya que un banco brasileño y dos paraguayos están bajo los reflectores de inves­tigación. ¿Qué busca la justicia brasileña? Simple. Están uniendo con flechas las distin­tas ramificaciones del caso “Lava Jato” que ha acabado con la carrera de numerosos políticos, empresarios y banque­ros brasileños envueltos en las redes interna­cionales del lavado de activos. Esta pesquisa trasciende fronteras y es natural que llegue al Paraguay, origen de una potente correntada de reales. ¿Cómo puede probar la justicia brasi­leña que en la exporta­ción de reales desde el Paraguay hay lavado? Solo basta comparar el volumen del comercio bilateral –incluida la triangulación- con los montos girados desde bancos paraguayos. No hay consistencia, aseguran desde Brasilia. Eso se está investigando. ¿El BCB o Hacienda no pueden hacer algo para “destrabar” el problema? No, nada, ya que todo está en manos de la jus­ticia, que es soberana.

En suma: el que pueda explicar convincente­mente el origen de los reales exportados, nada tiene que temer. El que no, está en problemas, por lo menos en el Brasil.

Aquí, bien gracias hasta ahora.

También podría gustarte