Boris Johnson es el nuevo primer ministro

El exalcalde de Londres superó a Hunt con el 66% de votos

La dirección del Partido Conservador de Reino Unido ha anunciado ayer a horas del mediodía en Gran Bretaña, el resultado del proceso interno para designar un sucesor de Theresa May como líder de la formación y primer ministro, arrojando una clara victoria para Boris Johnson, exalcalde de Londres (2008 al 2016) quien está dispuesto a conducir el país hacia una salida brusca de la Unión Europea (UE) el próximo 31 de octubre.

En la votación final entre los 159.320 militantes de los ‘tories’, Johnson obtuvo un 66% de respaldo, frente al 34% de su rival Jeremy Hunt, quien es ministro de Exteriores y defiende un Brexit más amistoso. Johnson obtuvo 92.153 votos, el doble respecto a los 46.646 de Hunt, con una participación del 87% entre los militantes.

En un discurso tras ser anunciado como el ganador de la liza, tras un mes de campaña, Johnson afirmó que “Reino Unido afronta un momento clave en su historia”, que hay que afrontar con “confianza”, y “sin estar abrumados ni con negatividad”. En su opinión, es posible compatibilizar los dos “instintos” que dividen a la sociedad británica: el de mantener una cercana y amistosa relación comercial y de defensa con los aliados europeos, y el deseo de contar con un autogobierno democrático, sin depender de Bruselas.

INICIATIVA
El objetivo inicial de Johnson, quien fue alcalde de Londres entre 2008 y 2016 y ministro de Exteriores entre 2016 y 2018, es renegociar con la UE el pacto del Brexit sellado por May. Ante la probable resistencia de los países comunitarios a cambiar el tratado, especialmente en la cláusula de protección de la frontera irlandesa, el nuevo primer ministro podría ir hacia una ruptura con la UE sin acuerdo, lo que podría acabar de un día para otro con la libre circulación de mercancías, personas y servicios entre Reino Unido y la UE.

El Banco de Inglaterra advierte que esto provocaría una recesión en el país. Según las estimaciones del banco británico HSBC, el PIB de Reino Unido bajaría en ese escenario un 1,5%, mientras que la libra se desplomaría a 1,10 dólares y a la paridad con el euro (ahora está en 1,245 dólares y 1,118 euros). JPMorgan cree que la esterlina caerá entre un 10% y un 20%.

Una mayoría del Parlamento británico, incluyendo varios diputados conservadores, se oponen a una ruptura brusca con la UE, por lo que podrían bloquear los planes de Johnson.

También podría gustarte