El nuevo periodismo

Diego A. Santos – Analista
La República

 

¿Es este el periodismo que la gente está demandando?

La pregunta que muchos se hacen es si el periodismo tiene futuro. La lista de malas noticias es larga, pero la idea es responder a la pregunta. ¿Hay futuro? Claro, dicen algunos, miren si no al New York Times, con más de 4,3 millones de suscriptores solo en digital. El problema es que NYT solo hay uno y su modelo es prácticamente imposible de replicar. No sé si el periodismo tal cual lo conocemos hoy en día tenga futuro.

La pregunta es: ¿es este el periodismo que la gente está demandando? A la luz de las cifras de lecturabilidad y número de suscripciones, uno diría que no. Quizás la clase de periodismo que defendemos, aquel que derriba ministros y presidentes, que expone a los corruptos, que polariza y azuza, sea ese mismo periodismo que nos está condenando al ostracismo. Quizás nos hayamos empecinado en que nuestro concepto de buen periodismo sea únicamente este y con ello estemos ignorando lo que la audiencia en realidad esté necesitando. La reinvención de los medios no es simplemente repensar el negocio desde su operación, desde los números, sino también desde la concepción del oficio. Lo que la audiencia quiere no necesariamente es lo que nos dicta el espacio de las cinco notas más vistas, que casi siempre son frivolidades.

El éxito de las empresas en la economía moderna radica en que resuelven una necesidad al cliente. Ahí está el ejemplo de los startups de Silicon Valley. O inclusive el de Rappi, que entendió la necesidad ciudadana de tener a la mano un mandadero. Los medios, hoy, no le están resolviendo nada al ciudadano.

La fiscalización está muy bien. No debe dejarse de hacer. Tumbar a un ministro alimenta el ego, muy bien, hasta da premios, pero ni está salvando al medio ni tampoco resuelve la necesidad que tiene hoy el ciudadano. Urge el nacimiento de un nuevo periodismo.

También podría gustarte