El Paraguay a partir del 2023: la historia del futuro

La inteligencia, la estrategia y la prospectiva deben llevarnos a tomas de decisiones más acertadas. Comparadas con las que las que hemos tenido hasta el momento".

VÍCTOR RAÚL BENÍTEZ GONZÁLEZ
@victoraulb
PRESIDENTE CLUB DE IDEAS

Tengo una idea. Y tiene relación con mi frase favorita: ¨las creen­cias tienen consecuencias sin importar su verdad¨. Las leyen­das urbanas del Paraguay, de los últimos días, cuentan que el actual presidente no terminaría su mandato. El relato titula­do como ¨desastre ko Marito¨ dice que el vicepresidente asumiría el comando, para dar lugar a que jure como senador un expresidente que, convirtiéndose luego en presidente del Senado, queda­ría en la segunda línea de sucesión, a un paso para poder ser, de nuevo, pre­sidente. La fertilidad de la imaginación de este tipo de pronósticos, corre en las ruedas de tereré, chats de redes sociales, en la previa y en el tercer tiempo de los partidos de fútbol, en los asados de gru­pos de ¨Exas¨ Sanjo, Inter, CNC y sus et­céteras. Toda gente ¨creíble¨, de notoria especialización, convocada en eventos intelectuales movidos a ¨alcohol¨.

El autor norteamericano George Fried­man nos recuerda que un siglo trata de eventos y una década de personas. Y afirma que la mayoría de las personas cree que cuanto mayor es el período de tiempo considerado, menos previsible sería el futuro. Sin embargo, se diría que, con el engaño que caracteriza al corazón del hombre, lo opuesto es pro­bablemente más verdadero. Esta es una perspectiva contraintuitiva: con un ho­rizonte más lejano, más posibilidades de acierto tiene una prospectiva, con un horizonte más cercano, más aleatoria es la realidad proyectada.

En momentos en que se acercan las campañas municipales para el 2020, con listas no cerradas con voto preferencial, con un gobierno que todavía no muestra los goles, con la negociación de Itaipú que ya debe comenzar, para tenerla lista antes del 2023, la historia del futu­ro del Paraguay adquiere una rele­vancia superlativa.

Uno podría pronosticar cómo estará el clima, y el caos en las ciudades en el mundo en el 2070, un desastre total, pero pronosticar al Paraguay del 2023, es una categoría de alta volatilidad. En el transcurso de un siglo, las decisiones individuales que van tomando los indi­viduos (por ejemplo, los líderes políticos o intelectuales de una nación determi­nada), como en un suavizado matemáti­co de mínimos cuadrados, no afectan en gran medida la tendencia. Sin embargo, ojo, las decisiones personales tomadas por determinados individuos, con po­der económico y sobre todo político, pueden tener una enorme importancia, por el alto impacto del ejercicio del po­der real, en ese corto período de tiempo en las vidas de las personas. Desde la perspectiva de la física cuántica, hay infinitas posibilidades de realidades que podrían existir. Más detalles, leer a S. Hawking. Según Yuval Noah Harari, el autor del best seller De Animales a dioses, la realidad social está fundada en un orden imaginado que también es intersubjetivo. Cambiar ese orden necesita convencimiento y cooperación colectiva.

En el 2017, año en el que el Club de Ideas lanzó un evento denominado El Para­guay a partir del 2018, la historia del fu­turo, como hacía quinientos años atrás se vivía la Reforma, vivíamos un mun­do con un cambio de era. Nacer en ese tiempo era asumir un contrato, inelu­dible, con una posmodernidad signada por el pragmatismo, o una modernidad líquida, diría Z. Bauman, que exigía in­terpretar el futuro, reimaginando una nueva forma de democracia, al estilo de Roberto Mangabeira Unger (el profesor brasileño que enseña en Harvard), con tecnologías mucho más productivas pero al mismo tiempo amenazadoras, ciudades llenas de miedo y problemas físicos y existenciales causados por la degradación del medioambiente. Los tres grandes cambios que afectarán al mundo en las próximas décadas son los siguientes: urbanización caótica, lo que significa que la cantidad de metros cua­drados construidos en las ciudades en toda la historia humana, infraestructura pública y construcción privada, se dupli­cará en los próximos 15 años de manera dramática y caótica; la irrupción de la in­teligencia artificial, inclusive asumien­do el poder político, económico y social como nunca antes había ocurrido, en la historia de la humanidad y el crecimien­to de la desigualdad multidimensional en todo el planeta.

En el 2017, repito, cuando eso pasaba, el Club de Ideas con el World Trade Cen­ter, convocó a un diálogo estructurado sobre el Paraguay a partir del 2018. Las exposiciones formaron parte de un libro, ya agotado, publicado por la Edi­tora Fundación Libre y el Diario 5día Participaron: Rafael Filizzola, Benjamín Fernández Bogado, Amilcar Ferreira, Mario Ferreiro, Carlos Mateo Balmelli y el actual presidente Mario Abdo Bení­tez, entonces candidato en las internas coloradas, que competía con el ahijado político del entonces presidente HC, Santiago Peña (también invitado, que no pudo participar).

Todos tenemos un poco de intuición que nos permite identificar los hechos que nos rodean, que pueden ser ¨por­tadores del futuro¨. Una especie de an­ticipación existencial del porvenir que opera en nuestra conciencia. Por eso, a quienes felicito por sus análisis citados más arriba – los grupos de WhatsApp de ¨Exas¨ que elucubran teorías cons­piratorias, practican el fútbol, comen asado y beben cerveza -, les recomiendo la lectura de los autores más represen­tativos de la teoría de la Prospectiva: Gastón Berger con su ¨Fenomenología del Tiempo y Prospectiva¨, Bertrand de Jouvenel con su ¨Arte de la Conjetura¨ y André Beaufre ¨Construir el Porvenir¨. Así tendremos una prospectiva de Exas más profesional (de la palabra ¨prospi­cere¨, que significa mirar delante de uno mismo), que ¨investigue los futuros po­sibles, apoyada en la obtención, análisis y procesamiento de datos para confir­mar una imagen del mismo, e intervenir a fin de lograr un futuro más deseable¨.

Ante este escenario, el Club de Ideas con el diario 5días van a reproducir estos eventos prospectivos realizados en el 2017, en el presente año 2019. Se deno­minará ¨El Paraguay a partir del 2023¨, como un aporte a la sociedad paragua­ya, para abarcar un espectro de futuros posibles o ¨futuribles¨, buscar conocer los más probables o ¨futurables¨, has­ta definir los más deseados o ¨futuri­dos¨, los futuros más queridos. No solo los ¨Exas¨ deberían tener una actitud prospectiva. La deberían tener todos los paraguayos. Dei Daniel, profesor de prospectiva, dice que ¨la voluntad de operar la historia que se quiere hacer, no solo se nutre del diseño de una imagen futura de ella… sino que, al estar situado en una posición de apertura existencial anticipatoria, es fuente ella misma de creación y descubrimiento¨.

La inteligencia, la estrategia y la pros­pectiva deben llevarnos a tomas de decisiones más acertadas. Comparadas con las que las que hemos tenido hasta el momento. De lo contrario, seguire­mos diciendo ¨desastre ko presidente¨, de una manera muy superficial, transfi­riendo la culpa a aquel a quien nosotros mismos hemos votado. Y así, no da gusto.

También podría gustarte