Familia es clave para incentivar la lectura infantil

Motivación

Lisandra Aguilar
[email protected]

Leer es parte del aprendizaje de todo ser humano, por ello es importante estimular el hábito desde temprana edad, tanto en el hogar como en los colegios. Sin embargo, para que los niños y niñas se interesen por la lectura, los adultos deben ser primero lectores y realizar un acto de acompañamiento con los más pequeños.

Fernando Benítez, director de la firma Libros Para Todos, comentó que la estimulación de la lectura no inicia con el ejercicio de leer en sí, se trata de comenzar con el relato de las historias por parte de un miembro de la familia, lo que es considerado uno de los estímulos más tempranos.

“A medida que el pequeño crece va comprendiendo mejor, el relato se convierte en un proceso acompañado por el libro que va a tener más imágenes que texto porque el chico aún no distingue los símbolos. Ya en etapas más avanzadas, el texto va a superar las imágenes”, puntualizó.

Agregó que conviene ofrecerle a los niños y niñas cosas que puedan relacionar con su entorno. “A los 3 o 4 años, ya pueden unir letras y formar palabras, entre los 6 y 7 años ya pueden leer materiales más elaborados porque los procesos de razonamiento se desarrollan en el cerebro y les permite una buena comprensión”. Benítez explicó que en la primera etapa hay que encontrar un espacio para la estimulación de la lectura, un ambiente donde se puedan concentrar, silencioso y con buena luz.

ESTÍMULO

Con respecto al aumento de la oferta de libros en el país, el especialista refirió que las editoriales han ido cubriendo espacios según las necesidades que surgen, ofertando materiales didácticos, por ello existe una relación más apropiada con los precios para que las personas puedan acceder con más facilidad.

Por otro lado, destacó que en Libros Para Todos cuentan con más de 500 títulos infantiles. “Existe una gran variedad de precios, el 70% de las creaciones infantiles tienen un costo de entre G. 10 mil a G. 40 mil y el otro 30% varía de G. 40 mil a G. 80 mil, los materiales con estos últimos costos suelen ser guías didácticas importadas más complejas”.

Finalmente, apuntó que es importante que se activen campañas desde lo motivacional. “Creo que se está leyendo cada vez más en el país. Los chicos desafían a los docentes y padres en el sentido de sus conocimientos. Falta mucho todavía, desde la casa hay que realizar acompañamiento y entender la importancia de la lectura, y desde la escuela, debemos tener docentes más preparados y comprender los intereses de los jóvenes”.

Por otra parte, Vidalia Sánchez, directora de la Feria Internacional del Libro que organiza la Cámara del Libro Asunción y de la editorial Servilibro, aseguró que para preescolar y primer grado son recomendables los libros con guías didácticas que posibilitan que los padres o maestros puedan hacer preguntas para saber si los pequeños entendieron.

Afirmó que cuentan con unos 50 títulos de autores paraguayos muy bien ilustrados, los chicos ya no quieren leer libros en blanco y negro, sino ver lindas ilustraciones. Una de las colecciones más vendidas es “Gusanitos en bibliotecas” con un costo de G. 25 mil, donde se pueden encontrar libros como “Pororó” y “Las crayolas juguetonas”.

Otra colección con mucha aceptación es “Libros para comerlos” donde están recopilados cuentos y poesías también escritos en guaraní e ilustrados por Nicodemus Espinosa. Asimismo, resaltó títulos como “El pequeño Robin Hood” y “El día que un niño salvó a un cedro”.

Sánchez destacó que lo tecnológico no ha sustituido ni sustituirá al libro, ambos se toman de la mano. Amazon está comprando más espacios físicos en Sudamérica porque se dieron cuenta que el e-book no va a sustituir al papel.

“El hábito de la lectura está creciendo en Paraguay, aunque no haya una fuente de donde se puedan sacar datos concretos ya que la Dirección General de Estadísticas y Censos no tiene esos datos”, concluyó Sánchez.

También podría gustarte