La importancia de identificar, aplicar y medir la cultura corporativa

Alicia Verdún – Secretaría PEC
[email protected]

 

Las empresas son creadas para diferentes propósitos con diferentes objetivos. Sin embargo, en cada una de las empresas podemos imaginar la existencia de una cultura corporativa a seguir.

También conocida como cultura organizacional, es fundamental para que las empresas se vuelvan capaces de competir con otras. A causa de la globalización y el avance tecnológico, es necesario que nuestro capital no solo sea financiero, sino de inteligencia y conocimiento. Por esta razón, nuestra cultura corporativa debe ser identificable, medible y mejorable.

¿Qué es la cultura corporativa o ética?

Según Kaptein, es el “conjunto de experiencias, asunciones y expectativas de directivos y empleados sobre cómo la organización evita que se comporten de forma no ética y alienta a que se comporten éticamente”

En una definición más clara, es el conjunto de actividades o valores que caracterizan a una compañía como los hábitos, las creencias, las normativas, el tipo de negocio, o parámetros del negocio tal como la naturaleza de la misma, como se comportan los empleados y como son seleccionados, y especialmente, consiste en los valores que sostiene la compañía.

¿Cuál es su finalidad?

Consiste en facilitar el cumplimiento de los objetivos de las empresas y lograr que el comportamiento de todos los miembros de la compañía tenga coherencia con los valores y creencias que sostienen. Básicamente, se trata de cómo el relacionamiento interno entre los agentes y el trabajo se conectan para generar el producto final.

¿Por qué debería desarrollar la cultura corporativa?

La cultura corporativa permite detectar problemas en los grupos de trabajo y promover el trabajo en equipo que hará funcionar mejor a la compañía. Las organizaciones deben evaluar y reconocer los valores culturales para promoverlos y reforzarlos en un plan de acción que permitirá que la organización no pierda competitividad. También beneficiaría en aspectos más complejos y generales de la empresa como en búsqueda de nuevos negocios, la consolidación de la marca, atraer y retener buenos talentos humanos, etc.

¿Cómo desarrollar una buena cultura corporativa en mi compañía?

Primeramente, la herramienta principal se encuentra en el planeamiento y establecimiento de objetivos generales. Las organizaciones deben definir claramente cuáles son los comportamientos y actuaciones que consideran moralmente aceptables para el desenvolvimiento de todos. En otras palabras, los valores éticos, principios de actuación y conductas que tienen concordancia con la visión de la organización.

Seguidamente, es necesario establecer los medios de acción y los mecanismos que aseguraran que la conducta siga la misma línea de la empresa en cuestiones de valores, principios, objetivos y planes. Como ejemplos tenemos lo que establece el código de ética interno de la empresa.

Al culminar las dos primeras, se debe proceder a dar a conocer los valores éticos, normas de conducta y actuación a todos los funcionarios dentro de la organización. Esto se logra mediante la comunicación. Con una buena comunicación como pilar en la cultura corporativa se puede producir los cambios de cultura y fortalecer los cambios en la estrategia que deseamos implementar.

Por otro lado, existen otros medios de acción que deben ser implementados en este punto. El primer paso consiste en evaluar las fortalezas y debilidades de la cultura actual de la compañía. Si no se comprende el rol de cada uno para la compañía, el mercado y el rubro; y sus responsabilidades de ejecutar el trabajo de la forma más exitosa posible, teniendo en cuenta las capacidades y habilidades necesarias para el cargo, no será posible.

El ejemplo de las personas con altos cargos debe demostrar la excelencia en el trabajo que se busca para incentivar a alcanzar el mismo ritmo. Específicamente en las empresas paraguayas que están en crecimiento y buscan alcanzar las metas haciendo las cosas a medias; esto no los llevará a ser una empresa seria. Y finalmente, apuntar a la capacitación y desarrollo profesional constante de todos los empleados para que la cultura organizacional avance en calidad.

¿Cómo identificarla en una organización?

Para que una organización la tenga definida debe existir justicia, equidad, crecimiento personal, laboral, buenos líderes, buen ambiente laboral, relacionamiento interpersonal profesional, comodidad, comunicación y organización.

¿Cómo medir la cultura ética en una organización?

La cultura ética de la organización podrá ser medida cuando existan las siguientes características: el perfecto y sano relacionamiento entre los colaboradores, y de ellos con el exterior; los líderes y sus comportamientos en su trabajo y con sus inferiores; los valores que cada miembro de la organización implemente en su área; y lo más importante y determinante, el cumplimiento de las expectativas de los consumidores de nuestros productos.

También podría gustarte