Llegó una nueva forma de adquirir un rodado

La primera compañía de arrendamiento se instala en el país

CAMILA MONGELOS
@camila_mongelos

El Banco Sudameris realizó la presenta­ción de la primera compañía de Lea­sing (arrendamiento finan­ciero) que inicia sus activida­des en Paraguay.

Se trata de una herramien­ta de financiación que permite la adquisición de bienes como automóviles, camiones, maquinaria agrícola o vial, a través de la cual el cliente utiliza el bien, previamente adqui­rido por la empresa, du­rante el periodo pactado, abonando a cambio una cuota mensual. Al finali­zar el plazo estipulado en el contrato, el cliente tiene la posibilidad de adquirir el vehículo por un precio previamente establecido, o devolverlo a la empresa.

Son 8 concesionarias quie­nes, en conjunto, confor­man esta nueva sociedad. Entre ellas se encuentran Automaq, Cóndor, Diesa, Garden, Kurosu, Rieder, Tape Ruvichá y Toyotoshi. “El producto consiste en una financiación a mediano y largo plazo mediante la cual el cliente elige el ve­hículo o la maquinaria que desea y Sudameris Leasing compra ese artículo del distribuidor y le otorga el Leasing al cliente, puede utilizarlo por un periodo de tiempo establecido en el contrato el cual puede ser de 36, 48 o 60 meses, paga una cuota inicial y al finali­zar el plazo del contrato, el cliente tiene la posibilidad de adquirir el bien ejercien­do la opción de compra o devolverlo”, explicó Tomas Bonello, gerente de Suda­meris Leasing.

Además de ventajas impo­sitivas y financieras, el Lea­sing otorga facilidades ad­ministrativas, ya que es la empresa de Leasing quien realiza la gestión de compra y sus trámites asociados, como por ejemplo, la con­tratación del seguro, lo que la posiciona como la mejor alternativa para la compra y renovación de vehículos o maquinarias.

“Creemos por la experiencia de otros países que el pro­ducto va a tener una buena respuesta principalmente porque en el mercado la gente busca herramientas de financiación y esta por su parte otorga varios bene­ficios”, concluyó Bonello.

También podría gustarte