Mario Abdo Benítez no realiza autocrítica

Justificó el “aplazo económico” y se excusó con factores externos

El presidente, Mario Abdo Benítez, pronunció ante el Congreso su primer informe de gestión en un año que calificó de “especialmente difícil” a causa del contexto económico regional y de las fuertes lluvias, que golpearon la producción local y dejaron miles de desplazados.

Abdo Benítez, quien fue aplazado en materia económica por el informe trimestral de cuentas del Banco Central del Paraguay (BCP), realizó su discurso a los legisladores en torno a los ejes asumidos el 15 de agosto,. Cabe destacar que en ningún momento el mandatario hizo una autocrítica a su gestión pese a los bajos números de ejecución presupuestaria que dan cuenta de un “aplazo económico”.

El mandatario reconoció que existieron “grandes desafíos en esta primera fase del Gobierno” a causa del clima, la crisis en las vecinas Argentina y Brasil y la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Como respuesta a eso, dijo que el Ejecutivo tomó “medidas orientadas a neutralizar los efectos negativos en la dimensión productiva y en la esfera social”, y citó la inversión de unos US$ 1.500 millones para reactivar la economía.

Sin embargo, pasó por alto la reforma tributaria, un proyecto de su administración enfocado más en simplificar los impuestos que en cambiar el sistema impositivo, y que, según los grupos de izquierda, sigue favoreciendo a los grandes empresarios, con los que se contó hasta el final para su elaboración. Brasil estuvo también presente en el discurso del presidente, ya que en 2023 los dos países deben negociar los términos del acuerdo del tratado de la central hidroeléctrica de Itaipú.

Abdo Benítez prometió una “mentalidad estratégica” en esas negociaciones y anunció que estarán a cargo de “un equipo con conciencia plena” que liderará el Ministerio de Relaciones Exteriores y que irá más allá de “la discusión de los montos de nuestras rentas hidroeléctricas”.

En respuesta a este informe el senador Juan Afara (ANR) manifestó que en el informe presidencial se resaltaron los principales avances en términos de fortalecimiento de las instituciones democráticas, inversión en salud, educación e infraestructura, así como el liderazgo internacional del Paraguay.

Por su parte el senador Stephan Rasmussen (PPQ), opinó en comunicación con la 1020 AM que “hay un déficit de gestión importante en varios aspectos. Es un año relativamente perdido en cuanto a gestión a cambio de atender varios favores”.


También podría gustarte