Mínimo ajuste para el impuesto al tabaco

Diputados cartistas y llanistas suben apenas dos puntos al tope máximo

Tras un largo debate, la Cámara de Diputados aprobó ayer con modificaciones el proyecto de Ley “De modernización y simplificación del sistema tributario nacional”. Los legisladores modificaron los artículos referentes al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC).

Los parlamentarios cartistas y llanistas mostraron su fuerza con 46 votos, al modificar la propuesta del Gobierno. La lectura política muestra que al menos en Diputados, están a solo siete votos de cualquier iniciativa de juicio al mandatario como ya se especuló días atrás.

Las modificaciones introducidas fueron en los topes de las tasas al Impuesto al Consumo Selectivo; en tabaco y cigarrillos bajaron el tope propuesto por el Ejecutivo de 27% al 24%, en cerveza y sidras con alcohol, de 11% disminuyeron a 10%, asimismo para el coñac, whisky y otras bebidas, de 13% bajaron a 12%.

Así también para las gaseosas con azúcar, bebidas energizantes y demás bebidas envasadas o edulcorante calórico desde 15,1 gramos hasta 25 gramos por cada 200 centímetros cúbicos, quedaron con 5%, mientras que lo aprobado por el Senado establecía 6%.

De igual manera para las bebidas envasadas con azúcar o edulcorante calórico desde 25,1 gramos por cada 200 cm, hay una disminución del 7% al 6%, en la versión de la Cámara de Diputados.

Los parlamentarios rechazaron además la creación del impuesto a las aeronaves y a las embarcaciones, el Ejecutivo proponía un tasa del 5% para cada uno de esos sectores.

Debate

Durante el debate, el diputado Édgar Acosta mocionó que los productos como el tabaco y sus derivados sean establecidos con tasas del 22% al 30%, el planteamiento del Ejecutivo disponía gravámenes del 18% a 27%. La propuesta del legislador fue rechazado y se aprobó la modificación de la Comisión de Presupuesto que estipuló la tasa del 18% al 24%, subiendo apenas dos puntos el tope máximo actual.

Por su parte, la diputada Celeste Amarilla (PRLA) argumentó que el tabaco debe ser gravado, y no es porque sea una industria del ex presidente de la República, “sino porque su consumo produce cáncer, afectando a la población, y a la adquisición de medicamentos para su tratamiento”.

En otro momento del debate, el diputado Sebastián Villarejo (PPQ) cuestionó que no se ataque la evasión fiscal y se apliquen ajustes a personas que ya están pagando sus impuestos, argumentó además que este no es el contexto para hacer reformas que aprieten el “cinturón de la ciudadanía”.

La diputada Kattya González (PEN) apeló a que el Gobierno primeramente dé un mensaje claro respecto al gasto público. Recordó que de cada G. 100 que se recauda, el 80% va a parar a sueldos y muy poco queda para la inversión real.

En otro punto del estudio, varios diputados sugirieron modificar los artículos relacionados a las retenciones, la deducibilidad por la adquisición de inmuebles, los intereses y rendimientos o ganancias de capitales depositados en entidades bancarias o financieras públicas o privadas en el exterior y ciertas atribuciones concedidas el Poder Ejecutivo como la facultad de incrementar o fijar tasas diferenciales relativas al Impuesto al Valor Agregado (IVA). Así también se propusieron cambios en los textos vinculados a las exoneradas previstas en el artículo 100 del proyecto de ley, el IVA Crédito del Exportador del artículo 101. Ninguno de estos pedidos de modificaciones prosperó, y fueron aprobados según la versión del Senado. El proyecto vuelve a la Cámara Alta para el estudio de las modificaciones o para la ratificación de la versión del Senado.

Proyecto

El proyecto presentado por el Ejecutivo fija la vigencia de seis tributos: el impuesto a la renta empresarial (IRE), que unifica al Iragro con el Iracis en una tasa del 10%; el impuesto a los dividendos y utilidades (IDU) con tasas del 8% y 15%; y el impuesto a la renta personal (IRP) con tasas progresivas del 8 al 10%. Asimismo, incluye el impuesto a la renta de no residentes (IRNR) con tasa del 15%; el impuesto al valor agregado (IVA) con tasas del 5 y 10%; y el impuesto selectivo al consumo (ISC) con tasas del 1 al 50%.

Con el proyecto de ley que modifica el régimen tributario, el Fisco podrá aumentar sus recaudaciones en 300 millones de dólares anuales.

También podría gustarte