Acceso a la información

Especialistas en Investigación de Mercados

CLAUDIA CABRERA
Gerente Comercial
COGNITIO – Especialistas en Investigación de Mercados

Últimamente he oído comentarios, tanto a favor como en contra de la ley que estipula que las trabajadoras domésticas tengan un salario igual al mínimo vigente. Conversando con profesionales y padres de familia, llegamos a la conclusión de que es poco probable que los legisladores hayan hecho un estudio previo acerca de las implicancias que esto tendría para la ciudadanía en general.

Si bien antes, había un salario muy inferior, la mayoría de las trabajadoras contaban con más beneficios de los que exigía la ley y ganaban que lo que la ley exigía. De haber contado con registros formales, tendríamos un panorama claro acerca de la situación, así como detalles del problema y pistas para encontrar la solución. En este momento tenemos un serio problema de relacionamiento entre las amas de casa y las trabajadoras domésticas por esta Ley.

Moraleja, es fundamental contar con información precisa antes de tomar decisiones. En nuestro país tenemos una ley de libre acceso a la información pública, pero los datos que encontramos son básicos y a veces no están actualizados. Lo ideal sería que la información, sea pública como privada, pueda estar sistematizada, disponible y sea de fácil acceso para la ciudadanía. 

Si contamos con información de calidad, todos ganamos; por un lado los inversionistas que buscan identificar oportunidades, por otro lado los profesionales y las empresas, que podrán visibilizar potenciales clientes y nichos de mercados y finalmente todos podremos reconocer tendencias y tomar decisiones inteligentes.

Esto se aplica a lo privado y a lo público. Es una corriente global, que orienta a disponer de información cualificada, para plantear acciones estratégicas que apunten a alcanzar los objetivos. Si volvemos al caso de las empleadas domésticas, si el problema era la informalidad, hubiera sido mejor incentivar a que las amas de casa las registren y que tengan cobertura social, para gradualmente avanzar hacia otros beneficios. De allí que una investigación previa, pueden traernos más soluciones que problemas.

También podría gustarte