El Ejecutivo reaccionó tarde a desaceleración

Según analista, el segundo semestre se mantendrá complicado

JHOJHANNI FIORINI
[email protected]

El exministro de Hacienda Manuel Ferreira manifestó que este primer año de gestión de Mario Abdo Benítez estuvo marcado por muchos problemas externos. Primeramente señaló la devaluación de la moneda en Argentina, que recibió a su vez la devaluación del Brasil, esto “nos dejó caros con respecto a estos últimos”, expresó. Por otro lado, indicó que la venida de la sequía nos hizo perder el 25% de la cosecha de granos y a eso se sumó la baja del precio de la soja.

También citó como otros problemas que perjudicaron la economía local, entre los que sobresalen: la crisis de la guerra comercial, la inundación y la gran inestabilidad que tuvo en los últimos días el peso argentino tras las elecciones en el vecino país. Además de lo expuesto otro factor negativo fue la crisis política interna. “Siempre los cambios de Gobierno en Paraguay son tratados como si fuera necesario empezar todo de vuelta, creo que nuevamente pasó lo mismo, vemos un Gobierno que comienza de vuelta a hacer todo de cero”, comentó Ferreira. 

Mencionó que en este proceso de desaceleración económica se empieza a discutir nuevamente una reforma tributaria, con lo cual “los agentes económicos no se sienten tampoco muy contentos”. En palabras del exministro de Hacienda “la situación económicamente está muy complicada”. Consultado sobre las fallas del Ejecutivo alegó que este tardó en reaccionar ante estos problemas.

“Cuando tenés un proceso de desaceleración tenés que generar expectativas positivas y esto tardó en darse, eso generó un atraso”, dijo. Adelantó que está complicado el segundo semestre sobre todo tras el problema político que pone muchas dudas sobre lo que pueda pasar. Respecto al grado de inversión y el examen de Gafi indicó que ninguna de las dos cosas guarda relación con la crisis política.

“El problema de grado de inversión es distinto porque tenemos problemas institucionales ligados a eso”, respondió. Por su parte el analista financiero Stan Canova coincidió en que los shocks internacionales golpearon fuerte al país. Destacó la volatilidad de los commodities y del dólar que afectó a la economía nacional. ”Son variables que lastimosamente no pueden ser controlados pero si gerenciados sus riesgos”, expresó.

“Lastimosamente, Mario Abdo fue preso de la tormenta perfecta a nivel internacional que sumado a la crisis política interna está realmente poniéndolo en jaque sin haber siquiera llegado al primer año de Gobierno”, subrayó. Cabe señalar que Mario Abdo Benítez había prometido dinamizar la economía nacional a través de la ejecución de más obras públicas, no obstante, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), a cargo de Arnoldo Wiens, es una de las carteras que presenta menor ejecución presupuestaria a la fecha, totalizando un 38% de ejecución de su presupuesto.

Mientras tanto, otros ministerios como el del Interior y el de Hacienda lograron un 50% de ejecución presupuestaria al cierra de julio. Entre tanto el Ministerio de Educación y Ciencias llegó a un 47% y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social a un 46%. Otros números que miden el ritmo de la economía durante la gestión de Mario Abdo Benítez también presentan cifras desalentadoras. La variación del dólar se precipitó hasta G. 6020 en agosto de 2019, contra los G. 5.720 que presentaba en el mismo mes de 2018.

También la actividad económica fue decayendo mes a mes, hasta descender hasta -3,1% en mayo de este año. La inflación que se mantuvo estable antes de la Asunción de Mario Abdo, terminó en -0,1%. Igualmente el desempleo que mantuvo estable durante los primero meses, se incrementó hasta un 7,4%. Finalmente, las exportaciones e importaciones presentaron números negativos, el primero llegando a -9,1% y el segundo a -5,7% en agosto de este año.

También podría gustarte