La odisea de encontrar trabajo

Los títulos no garantizan encontrar un buen empleo

Quaerere verum
JHOJHANNI FIORINI
@jhojhanni

Esta semana se dio a conocer por parte de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC) el último Boletín Trimestral de Empleo que evidenció que la tasa de desocupación para este segundo trimestre fue de 7,4% (lo que representa unas 264 mil personas que están sin empleo) y significó un aumento de 1,5 puntos respecto al mismo periodo de 2018.

La noticia no sorprende a nadie ya que se trata de un reflejo de la desaceleración económica que vivimos durante el primer semestre. Sin embargo, estos números esconden nuevamente una realidad silenciosa y dolorosa: la falta de empleo en el país. 

Encontrar trabajo en Paraguay no es cosa fácil, encontrar uno donde se cumplan los derechos laborales garantizados en la ley, es aún más difícil; y ser contratado para el puesto que uno estudió y que a la vez sea remunerado conforme al currículo que posee, definitivamente es cosa complicada sino casi utópico.  

Anteriormente, las personas con título universitario eran menos, y por lo tanto se los veía como los pocos privilegiados que podían acceder a mejores oportunidades profesionales, no obstante, esto cambió drásticamente en la última década y ahora el cartón solo no garantiza un buen puesto profesional. Es más, el cartón ni siquiera garantiza encontrar empleo.

Más de uno seguro conoce a alguien desempleado, que por azares de la vida, le toca pasar un mal momento y debe aguantar cualquier empleo o “changa” que encuentre para poder subsistir. ¿Quién tiene la culpa de esto? Tal vez el Gobierno, tal vez el mercado, no hay datos precisos, lo cierto es que encontrar un buen trabajo en Paraguay es toda una odisea.

También podría gustarte