Mburicao: una trayectoria a la altura del paladar exigente

El restaurante celebra 25 años de vigencia

En el 1994, un grupo de 200 socios se unía para marcar un hito en la gastronomía paraguaya y proyectar la apertura de Mburicao, uno de los restaurantes más lujosos y emblemáticos de Asunción. En su momento el Grupo invirtió la suma de US$ 1 millón, logrando edificar, por primera vez en el país, las primeras instalaciones diseñadas adecuadamente para este fin.

“Fue el primer restaurante construido para restaurante, todos los otros siempre fueron de casas modificadas. Se trajo lo mejor que había en ese momento en ingeniería gastronómica”, recordó Néstor Filártiga, presidente de Mburicao, firma constituida hoy ya como un emblema de restaurantes de alta gama.

La idea provino de un grupo de amigos que vio la oportunidad de abrir una nueva era en la gastronomía asuncena. Cada uno de ellos se encargó de invitar a la gente que podría interesarse en el proyecto. Así se hizo una socialización que permitió reunir el capital que, para la época, “era sumamente importante”. “Fue una integración de capital única que se hizo en el 94”, señaló.

En línea con la apuesta de lujo que realizaron, trajeron también al reconocido chef Francis Mallman, bajo un contrato de US$ 70mil, contando también su participación en la facturación del local. “Él diseñó el restaurante, trajo gente para formar, entre cocineros y camareros, además de diseñar la carta”. Tuvo además por años a Rodolfo Angenscheidt, quien formó una notable trayectoria en el sector.

Como un aficionado de la gastronomía, Filártiga recordó los finales de la década de los 90 como una de las más preciadas para el sector, cuando Mburicao presentaba una oferta “totalmente diferente a lo que había”. Rememoró que al momento de la apertura, existían solamente seis sitios similares en Asunción. Sin embargo, Mallman ideó una propuesta que permitiera diversificar la oferta culinaria en la ciudad, por lo que incluyó en la carta ingredientes propios de la gastronomía nacional. “Cambió un poco el paradigma porque la gastronomía asuncena era muy familiar y tradicional hasta ese momento, y se ofrecieron cosas totalmente diferentes”, añadió.

Hoy, 192 personas conforman la masa societaria de Mburicao. El presidente del emblema reconoció que ningún restaurante de alta gama puede considerarse “muy lucrativo”. Pero desde un principio, la intención de este proyecto fue ofrecer un espacio de alta gama con cuatro aspectos que se propuso cumplir hasta hoy: calidad en la comida, un ambiente agradable, atención, y precios adecuados al producto. “La armonización de esos cuatro factores hizo que Mburicao cambiase el paradigma de la gastronomía asuncena”, dijo Filártiga.

En la actualidad, la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy) estima que en Paraguay, existen unos 1.500 negocios gastronómicos y que, en el segmento de restaurantes, se contabilizan unos 250 puntos en diferentes niveles. “Son restaurantes que atienden a un segmento que no creció mucho en la demanda, entonces tenemos que compartir ese segmento entre todos. Hoy por hoy, con la recesión económica que vive el país, estamos sintiendo esa situación”, acotó.

En cuanto a ocupación, apuntó también al 2010 al 2012 como de las mejores, pues los niveles que se alcanzaron nunca más se pudieron igualar dado el crecimiento de la oferta y la desaceleración de los países vecinos.

También podría gustarte