Paraguay debe hacer los deberes

Si quiere ampliar sus mercados

A criterio de la consultora MF Economía, el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur presenta, en gran medida, oportunidades positivas para el Paraguay. A diferencia del Brasil y Argentina que poseen economías grandes con mercados más protegidos, Paraguay es una economía pequeña y de las más abiertas de la región. Por esto motivo, se estima que la mayor integración comercial de ambos bloques dará un fuerte impulso a las exportaciones paraguayas, respaldará las inversiones y la transferencia de tecnologías y contribuirá a una mayor competitividad del país.

No obstante para que esto se dé de manera efectiva es necesario que Paraguay realice ajustes. Primeramente, tiene que mejorar las institucionales. Esto implica la adecuación de normas e instituciones nacionales a los requerimientos de los mercados más exigentes del mundo, con el consiguiente beneficio en materia de fortalecimiento institucional y la asistencia técnica para conseguir mejoras sociales y ambientales. Asimismo se deben promover las inversiones, esto podría beneficiar a Paraguay en el sector de las industrias claves de manufactura liviana.

Para ello, el país debe trabajar sobre acuerdos de doble tributación con ciertas economías estratégicas (España, Alemania, Francia, Luxemburgo), ya que la doble tributación es una traba para el comercio internacional y encarece las inversiones extranjeras. A través del acuerdo, Paraguay podrá tener acceso directo al mercado de 28 países miembros, permitiendo el ingreso a la unión aduanera con arancel cero, teniendo en cuenta que en la actualidad se pagan aranceles NMF (nación menos favorecida), que para los productos paraguayos promedia alrededor del 20% por sobre el valor de estos.

Los países del Mercosur recaudan hasta un 35% en automóviles, ropa y zapatos, entre un 14% y 20% en maquinaria y hasta un 18% en productos químicos. Estos aranceles serán abolidos sistemáticamente, representando beneficios para el consumo de estos bienes en Paraguay, aunque se espera un impacto negativo en la recaudación fiscal en el corto plazo.

Frente a grandes déficits en materia de infraestructuras, las empresas europeas tendrán más facilidades para participar en licitaciones públicas para obras, en especial obras de alta complejidad. Para evitar resistencias y conflictos por parte de jugadores locales, se debería promover fuertemente la creación de “joint ventures”.


También podría gustarte