Poravoty mostró un gran salto de activos en 2018

Según la Memoria, hubo crecimiento en varias carteras

David Chamorro
@_davidchamorro

En 2018 la Cooperativa Poravoty Limitada presentó un buen desempeño financiero, teniendo en cuenta la coyuntura económica y política que afectó negativamente a los ritmos de diferentes rubros.

Principalmente, la recesión del sector crediticio que golpeó al mercado a inicios del 2018 obligó al rubro cooperativista a reencausar sus políticas y estrategias para conseguir alcanzar metas y proyecciones. Poravoty no se vio exenta de esta situación y los niveles de desembolso no se dieron en los márgenes esperados.

Sin embargo, conforme a datos de la Memoria y Balance de la entidad, desde el 1 de enero al 31 de diciembre del 2018, varias carteras e indicadores presentaron un crecimiento importante, lo que se traduce en una gestión acorde a las condiciones del sector.

DESEMPEÑO
Los indicadores con mayor incremento en términos anualizados se relacionan a los activos y pasivos que compensaron el bajo rendimiento o, resultado de excedentes en el último ejercicio.

Los activos crecieron en términos relativos casi un 55%, pasando de un total de G. 70.658 millones en 2017, a unos G. 109.473 millones en 2018; este salto representa una diferencia absoluta de G. 38.815 millones que fueron inyectados en el último ciclo.

Los pasivos por su parte, compuestos de fondos, previsiones, compromisos financieros, entre otros, mostraron un crecimiento aún más relevante del 64,5%. Estos pasaron de G. 55.104 millones en 2017, a unos G. 90.647 millones en 2018; una inyección de G. 35.500 millones, en promedio.

A través de varias opciones de financiación, la cooperativa logró colocar gran porcentaje de recursos captados, repercutiendo de forma positiva en la cartera total de crédito. Esta, al finalizar el ejercicio 2018 llegó a los G. 60.712 millones, lo que refleja la confianza de la masa societaria.

De igual modo, la modalidad de ahorros mostró un posicionamiento destacable con los asociados, llegando a G. 85.738 millones en saldo de cartera. Cabe destaca que los niveles de morosidad, para todas las carteras, observados en 2018, indican un deterioro en la situación económica de los prestatarios y dificultó el establecimiento de políticas más expansivas.

El patrimonio neto, los ingresos y egresos mostraron moderados pero sostenido margen de crecimiento en términos anualizados, producto de la implementación en tiempo y forma de las mencionadas estrategias.

Finalmente, el indicador que mostró un menor rendimiento en el último ejercicio es el de los excedentes. El resultado de los excedentes del 2018 se posicionó en G. 2.038 millones, por debajo de los G. 3.064 millones del 2017. Este guarismo tuvo algunas variaciones en relación a lo proyectado en el año, a consecuencia de la coyuntura del sector financiero.

También podría gustarte