Anuncian más recortes de gastos superfluos

Para calzar el presupuesto y no frenar las inversiones

El ministro de Hacienda, Benigno López anunció que están analizando un nuevo recorte de los gastos superfluos y reasignar estos recursos al plan de reactivación económica. Aseguró que las inversiones no se detendrán y que esto no afectará a la operatividad de las instituciones.

El titular del Fisco detalló que en el transcurso de esta mañana se reunirá con los viceministros para estudiar las medidas adicionales de racionalización del gasto, pero no quiso especificar el monto del recorte. “Vamos a dar seguimiento al desempeño, tenemos la misión anual del Fondo Monetario que viene la última semana de setiembre, y vamos a conversar con ellos sobre el tema del déficit fiscal y también vamos a presentares nuestra propuesta para ver qué salida hay ahí. Lo más probable para fines de este mes o principio de octubre vamos a tener una posición al respecto”, aseguró.

Explicó que el objetivo de Hacienda es no cortar con la dinámica de inversión que se viene teniendo. En este sentido, el secretario de Estado dijo que este año se tiene “una inversión muy importante comparando con los otros años”, que llegó a casi US$ 570 millones. “Debemos seguir con ese ritmo”, instó.

Señaló que para que las inversiones no se recorten dependerá de muchos factores, como el repunte de los ingresos tributarios sin tocar el tope del déficit fiscal o si deciden proponer al Congreso Nacional sobrepasar el actual tope de 1,5% del PIB.

López reiteró que los gastos que serán recortados no afectarán el funcionamiento normal de ninguna entidad.

Esta medida es la segunda que realiza el Fisco a fin de calzar el Presupuesto y no parar con las inversiones. En el mes de julio, el Poder Ejecutivo emitió el Decreto Nº 2180 “Por el cual se establecen normas complementarias y medidas de racionalización de gastos para el proceso de ejecución del Plan Financiero 2019”, con lo que buscaba una asignación más eficiente de los recursos públicos disponibles en el presupuesto vigente.

Con ese decreto, el Ejecutivo restringió para lo resta del año el nombramiento y la contratación de nuevo personal; prohibió la creación o modificación de estructuras orgánicas de las Entidades que demanden recursos presupuestarios adicionales; y se limitaban los pagos ocasionales en concepto de subsidio familiar, entre otras medidas relacionadas a servicios personales.

Además, restringió la realización de nuevos llamados para la contratación de servicio de ceremonial y catering, compra de bienes de consumo de oficina e insumos, equipos de transporte, adquisición de equipos de oficina y computación, entre otros. Respecto a la compra de pasajes aéreos internacionales, se estableció que deberán ser en clase económica en todos los casos, con la sola excepción de Presidente y Vicepresidente de los Poderes del Estado.

Con esas medidas, el Ejecutivo logró ahorrar aproximadamente US$ 52 millones, que fueron redireccionados para financiar las partidas presupuestarias necesarias para la atención de las situaciones de emergencia, que afectan a varias zonas del país; así como al plan de reactivación económica impulsado por el Gobierno Nacional.

CRÉDITOS PARA LA VIVIENDA

Por otra parte, el titular del Fisco, tras una reunión que mantuvo ayer con desarrolladores inmobiliarios y autoridades del sector público manifestó que se encuentran trabajando con el sector privado para buscar la forma de desarrollar el sector de la vivienda y destrabar los créditos.
En esa línea, afirmó que dicho mercado posee entre el 3% a 4% del Producto Interno Bruto (PIB) que podría impactar en los próximos años. En dicha reunión abordaron la financiación de las viviendas con los sectores público y privado.

Igualmente, dijo que el objetivo es que todos los paraguayos puedan acceder a una vivienda y dejen de pagar alquileres. Añadió que esto representa una necesidad, pues la gente necesita de ese crédito, atendiendo a que nuestro país no tiene aún resuelto el inconveniente del ámbito de vivienda.

Al respecto, el ministro López manifestó que la idea es generar un fondo de garantía en la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) con sus utilidades y se está analizando cómo ejecutarlo. Explicó que la AFD puede generar fondo de garantía, debido a que ya ha creado en otros productos. “Ese fondo de garantía va a permitir que la tasa sea accesible para el ciudadano de clase media y clase media-baja”, subrayó.

Además, comentó que deben considerar cómo el Banco Nacional de Fomento (BNF) puede ser un dinamizador importante para llevar adelante este tipo de operaciones e incentivar a los bancos del sector privado para que también lo hagan.

Finalmente, agregó que esta pretensión es paralela al trabajo que ejecuta el Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (Muvh), y que la institución cuenta con un programa interesante que también servirá a dinamizar la economía.

De la reunión participaron el presidente del Banco Nacional de Fomento (BNF), Daniel Correa; miembro del Directorio del Banco Central del Paraguay (BCP), Liana Caballero; la directora de Estudios Económicos de Hacienda, Carmen Marín; el director de la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios (Capadei), Víctor González Acosta; el superintendente de Bancos, Hernán Acosta y los exministros de Hacienda, César Barreto y Manuel Ferreira.

También podría gustarte