Restaurantes dicen ser discriminados por las procesadoras

 

Recientemente el Banco Central del Paraguay (BCP) publicó en su sitio web los montos que se co­bran a las empresas de dis­tintos rubros en concepto de comisión en transaccio­nes comerciales con tarje­tas de crédito y débito.

Sobre esta situación se pro­nunció el presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay, Oliver Gayet, indicando que de manera oficial ahora se sabe que los restaurantes “son discrimi­nados”, haciendo alusión a la diferencia que existe en­tre las comisiones cobradas con respecto a rubros como los de estaciones de servi­cios o supermercados.

Además la ARPY considera que existe actualmente un monopolio que está hacien­do imposible negociar las tasas, ya que –según indicó Gayet- un porcentaje dema­siado grande en el mercado de las intermediarias perte­nece a las mismas personas y que no se ponen tasas iguales a todos los rubros, por lo que no habría igual­dad en las condiciones.

“No conseguimos negociar porque hay un monopolio. Bancard y Bepsa tienen los mismos dueños. Cuando hay un solo proveedor no te baja el precio porque no pierde si te vas. ¿Qué socio que no pone un solo cen­tavo en el negocio se lleva 5% o 3% sin poner absolu­tamente nada, ni esfuerzo?. Esto tiene su costo, pero la persona que usa la tarjeta paga por usarla, a nosotros también nos cobran por el uso del POS, o sea estamos pagando por todos lados”, expresó Gayet.

Dijo que han solicitado en tarjetas de débito una tasa de hasta 1,5% -que es el promedio que se maneja a nivel sudamericano según indicó- y en tarjeta de crédi­to pidieron un tope del 3%: “Acá hay discriminación ¿Por qué los restaurantes tenemos que pagar más que las estaciones de servicio o los supermercados?”

MONOPOLIO

Recalcó en reiteradas oca­siones que hay “claramente un monopolio” y que están quitando mucho dinero a los restaurantes: “No se de­bería tener que internalizar en el precio del plato la tasa por el uso de tarjeta porque así se estaría inflando el precio en un 5% ya que no se sabe qué cliente va a pa­gar con tarjeta y finalmente se está perjudicando al que quiere pagar con cheque o en efectivo. Ese costo lo estamos absorbiendo no­sotros”.

“Diez años atrás las ope­raciones con tarjeta no superaban el 50% de la fac­turación de un restaurante, hoy en día esta situación ha cambiado y estamos entre el 70% y el 95% de la facturación y el único que está tomando tajada de esto es el monopolio. Los restaurantes hace años no estamos alterando nues­tros precios y estamos ab­sorbiendo subas salariales y otros costos sin alterar los precios”, puntualizó.

El gremio considera que no existe una explicación razonable para esta situa­ción. Puso como ejemplo que en el rubro de los restaurantes no se hace diferencia entre clientes que “compran una chipa o clientes que compren tres platos”, haciendo referen­cia a que el porcentaje de comisión debería ser igual.

También podría gustarte