CINE: Filme local es nominado a Goya y Ariel

Documental participará en premios internacionales

El rubro audiovisual paraguayo sigue ganando terreno a nivel mundial, es así que el documental nacional “Cadete Amarilla, Mi Hijo” fue nominado para dos premios interna­cionales cinematográficos.

Patricia Aguayo, directora y productora del docu­mental, manifestó que el material fue escogido para participar y representar a Paraguay en los premios Ariel de México y Goya de España para el año 2020.

La gala de los Goya se ce­lebrará en Málaga el próxi­mo año. Por otra parte la premiación Ariel aún no tiene fecha ni hora confirmada, según declara el portal la Opinión de Málaga.

El Comité elector estuvo integrado por 15 miem­bros de la Academia Paraguaya de Cine quie­nes fueron los encarga­dos de nominar al film para ambos galardones.

“Cadete Amarilla, mi hijo” fue nominado para los Goya por la academia na­cional, no sin antes com­petir con trabajos como “El supremo manuscrito”, “Morgue”, “Pecado origi­nal” y sin preferencias que­dó la comedia “Orsai”.

En la votación para los premios Ariel “Cadete Amarilla”, obtuvo de vuel­ta las preferencias del ju­rado paraguayo, y entró a competir nuevamente con los anteriores trabajos au­diovisuales citados.

TRAMA

La historia tiene como protagonista a Marco Amarilla, un cadete que falleció en el año 1988 con 17 años de edad, en donde las autoridades llaman a la  madre, Teresa de Amari­lla, diciendo que su hijo se suicidó supuestamente con un arma.

La madre del cadete con­taba con conocimientos forenses, es por eso que comenzó a indagar y pudo percatarse de que el prota­gonista no poseía marcas en la piel, secuelas que de­bería tener si es que efecti­vamente se trataba de un suicidio y más en la forma en que las autoridades habían argumentado que sucedió, ya que cuando un arma se dispara desde una corta distancia quedan he­ridas en la piel.

La duración del documen­tal es de 66 minutos, el diálogo del film es comple­tamente en español.

Elenco del material audiovisual encabezado por Patricia Aguayo y Sonia
Amarilla.

 

 

También podría gustarte