Dan marcha atrás en alza de los precios

Ecuador

Bloomberg

 

Ecuador dará marcha atrás a los aumentos del precio del combustible que provocaron casi dos semanas de disturbios violentos. Por su parte, los líderes de las organizaciones indígenas del país cancelaron las protestas que paralizaban grandes partes del país.

El Gobierno del presidente Lenín Moreno acordó revocar el decreto del 1 de octubre por el que ponía fin a los subsidios al diésel y la gasolina, dijo Arnaud Peral, representante de la ONU en Ecuador. La decisión se produjo después de las conversaciones mediadas por la ONU entre Moreno y los líderes de los pueblos indígenas del país, quienes lideraron la oposición a las medidas.

Las dos partes negociarán un nuevo decreto para una reforma al subsidio, dijo Peral, en un discurso televisado. Jaime Vargas, presidente de la organización indígena CONAIE, dijo que las protestas finalizarían de inmediato. En Quito, los conductores tocaban el claxon de los vehículos en aparente celebración.

Moreno dijo por Twitter que el Gobierno reemplazará la medida por una nueva que incluya mecanismos para enfocar los recursos en aquellos que más lo necesitan.

El Gobierno había puesto fin a los subsidios, que tienen un coste de US$1.400 millones anuales, como parte de una campaña de austeridad respaldada por el FMI. La medida provocó disturbios en los que los manifestantes paralizaron carreteras en la región andina y atacaron instalaciones de producción de petróleo, lo que obligó a la estatal Petroecuador a declarar fuerza mayor en las entregas.

Decenas de miles de manifestantes, principalmente indígenas, acudieron a la capital para protestar, produciéndose enfrentamientos diarios entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad. Multitudes atacaron edificios gubernamentales y tomaron como rehenes a agentes de policías. Por su parte, el Gobierno impuso el primer toque de queda en la capital en cuarenta años.

La deuda soberana de Ecuador ha registrado la mayor caída de los mercados emergentes este mes, ya que los disturbios ahuyentaron a los inversores.

También podría gustarte