Hechas a mano como en un poema

Desde pansottis, hasta sorrentinos y fettuccine

LISANDRA AGUILAR

[email protected]

Las estrofas cargadas de la fuerza del poe­ma Più Avanti, de Almafuerte, escri­tas en los marcos de entrada del local dan la bienvenida a todos los amantes de las pastas frescas y artesana­les, en una nueva propuesta culinaria en la capital.

Più Avanti Mercato Di Pasta es el nombre del restauran­te que abrió sus puertas el 19 de septiembre con la pro­mesa de ser diferente y en­tregarle el máximo confort a sus clientes.

Los comensales pueden degustar desde pansot­tis de salmón y ricota, pansottis caprese, so­rrentinos de cuatro que­sos y nuez, sorrentinos de acelga y pollo, agnolo­tis de espinaca y almen­dras, hasta el fettuccine que viene al huevo, a la espinaca y al morrón.

El propietario Juan Martín Yege García comentó que las pastas están hechas completamente a mano, sin la necesidad de ningu­na máquina.

“Con nuestro pequeño mercado brindamos la oportunidad de que los clientes puedan llevarlas a casa con la salsa que de­seen, preparada al momen­to y sin conservantes, todo es natural. Eso nos hace distintos, es algo que no se encuentra en Paraguay y le da el valor agregado al res­taurante”.

Con una inversión de US$ 60 mil aproximadamente, el ambiente es cálido y agra­dable, además cuentan con un menú llamado bambino, pensado para los más pe­queños.

“Mi madre me solía leer ese poema creado a principios del siglo XX. Su lectura me incentivó a seguir adelante. Più Avanti siempre estuvo presente en mi casa y en mi mente, hasta el día de hoy lo repito”, relató el propietario.

Ante las exigencias del mercado y la alta demanda, afirmó que la clave para mantenerse en la preferen­cia de los comensales es dar un servicio de excelencia y trabajar con la mejor mate­ria de prima.

“Está prohibido en el local trabajar con productos de segunda mano. Tampoco nos excedemos con el pre­cio, por ello recibimos gra­tas devoluciones de parte de los visitantes, pues les gusta mucho el lugar. El pa­raguayo suele salir a comer con bastante frecuencia y tiene mucho mundo”.

Finalmente, mencionó que esperan que las personas se sienten cómodas y se que­den más tiempo sentados en la mesa.

“No buscamos que coman y se vayan porque queremos tener otra mesa, deseamos brindarles un servicio don­de la pasen bien, tengan un buen momento y vuelvan. Ya hemos encontrado clien­tes fieles”, concluyó Yeges García.

También podría gustarte