Los riesgos de volver a la lista gris

Entrar a la lista gris tendría consecuencias nefastas, dijo ministro

Paraguay se encuentra próximo a ser evaluado por el Grupo de Acción Financiera Internacional de Latinoamérica (Gafilat) en su capacidad de lucha contra el lavado de activos y el financiamiento al terrorismo.

La preevaluación iniciaría el 18 de noviembre y consistiría en una visita de 48 horas de los evaluadores con el fin de dar un primer vistazo al país y dejar los sobres con los formularios que se deberán completar con información pertinente de cara a las etapas conclusivas del proceso.

CONSECUENCIAS FUNESTAS

La consecuencia directa de no pasar la evaluación sería ingresar a la “lista gris” de países de riesgo. Sobre esto, el ministro de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) indicó que entrar a esta lista tendría “consecuencias nefastas” para el país.

La imagen de Paraguay quedaría muy golpeada a nivel internacional, lo que a su vez tendría consecuencias indirectas, como la pérdida de corresponsales bancarios en Estados Unidos, un mayor riesgo país y créditos internacionales mucho más caros.

“Estar en la lista gris significa que el empresario serio que quiere invertir en el país lo piense muchas veces antes de hacerlo. Entre un país que está en la lista gris y otro que no está, llevaríamos la de perder”, ejemplificó Arregui.

ROS “PILATOS”

En lo que va del año, la Seprelad ha tenido ya más de 15.000 reportes de operaciones sospechosas (ROS) sobre temas de lavado de activos por parte de los sujetos obligados, como entidades bancarias.

Arregui refirió que muchos de estos reportes son considerados como basura o “Pilatos” por la poca importancia que tienen y que son hechos por el “mero trámite” de lavarse las manos por las exigencias de Gafilat. Además agregó que estos no son informados a la fiscalía, ya que todas las denuncias pasan por un filtro interno de la Secretaría para determinar cuáles son las realmente importantes.

“El tema es que la cantidad de operaciones sospechosas tiene que ver también con un enfoque nacional de riesgo que son las recomendaciones del Gafi. Lo que está ocurriendo es que la mayoría de los sujetos obligados ante el temor de ser sancionados, simplemente terminan reportando”, dijo Arregui.

Explicó que existe un buen trabajo coordinado entre el Ministerio Público y la Seprelad, con una dinámica de trabajo caracterizada por la mitigación de la burocracia, ya que anteriormente este tipo de trabajo en conjunto se realizaba a través de oficios y contestaciones.

El nuevo sistema que refirió Arregui implica un trabajo en conjunto directo entre los fiscales o funcionarios de la fiscalía y los técnicos analistas de Seprelad. “Esto facilita mucho el trabajo”, puntualizó.

PAQUETE DE LEYES

Uno de los cambios estructurales necesarios para tener oportunidades de pasar la evaluación es el consistente en tener una estructura legal sólida que pueda hacer frente al lavado de activos y financiamiento al terrorismo que esté en línea con las exigencias del Grupo de Acción Financiera.

Además, Paraguay deberá demostrar su capacidad de aplicación efectiva de estas normativas.

En ese sentido se encuentra actualmente en discusión en el Congreso un paquete de leyes que tienen este objetivo. Arregui puntualizó que por el poco tiempo que queda para el inicio de la evaluación ve difícil que se pueda llegar con el paquete de leyes entero aprobado, pero que las principales ya están por cerrarse.

Hizo hincapié en el caso de la ley que tipifica la evasión de impuestos como delito precedente al lavado de activos –que tiene media sanción en nuestro país- ya que fue un elemento determinante para la reprobación de Panamá.

PRESUPUESTO

El Presupuesto General de la Nación 2020 –que se encuentra en discusión- otorga a la Seprelad la cantidad de U$S 3 millones, monto que el ministro consideró insuficiente al momento de subrayar que se entiende que la racionalización de los recursos del Estado es necesaria y una tarea de todos los paraguayos que se intensifica con el mal momento económico que atraviesa Paraguay.

Indicó que el presupuesto para el órgano administrativo seguirá siendo el mismo que el anterior y que los funcionarios deberán ser “creativos” para solucionar los problemas que surjan en el día a día. “Somos conscientes de que es lo que hay”, dijo.

TRABAJO COORDINADO

El ministro puso a consideración que, si bien el trabajo de coordinación corre por parte de la Seprelad, hay otras instituciones involucradas y que Gafilat evaluará la efectividad de los resultados del trabajo interinstitucional.

“Ellos van a evaluar la capacidad de trabajo institucional del país, o sea la posibilidad de coordinar trabajo entre las instituciones. También es necesaria una cierta cantidad razonable de sentencias judiciales y si bien esto va a ser difícil por el tiempo, se está haciendo el esfuerzo para poder llevar a juicio oral algunos casos que puedan ser emblemáticos”, expresó.

“Los plazos nos están viniendo encima pero estamos haciendo el máximo esfuerzo para poder mitigar esto”, dijo al momento de hacer notar que el esfuerzo interinstitucional se está haciendo y que se está trabajando con ambas cámaras del Congreso para la aprobación del paquete de leyes, algunas de ellas bien encaminadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

También podría gustarte