Nestlé apunta a mayor inserción laboral joven

Con altas expectativas inició el 2° encuentro de jóvenes del Mercosur

Karen Martínez

San Pablo, Brasil, abrió las puertas del Me­morial da América Latina para realizar en sus instalaciones el Se­gundo Encuentro de Jóvenes del Mercosur. En el mismo, participaron estudiantes universitarios, referentes del sector privado y público del Paraguay.

El evento tiene una duración de dos días, en donde la pri­mera jornada englobó varios puntos resaltantes sobre el emprendedurismo y la in­serción laboral en la región. Otros temas destacados fueron las habilidades socio­afectivas, la diversificación de la educación superior y al­gunos casos de éxito de em­prendedores de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

El empresario y titular del Club de Ejecutivos, Yan Esperanza, quien repre­sentó al país en un panel denominado ‘Educación que transforma’, señaló que como equipo de trabajo es­tán buscando derribar los desafíos que se generan en la juventud actual.

“La educación debe actua­lizarse ante tantas transfor­maciones tecnológicas, sin dejar de lado a las habilida­des blandas. En América Latina se sigue teniendo muchas dificultades para que jóvenes terminen la educación secundaria y para que ésta sea de buena cali­dad”, explicó.

El encuentro buscó en todo momento dar el lugar princi­pal a los jóvenes posicionán­dolos como protagonistas y también como parte del debate.“Esta es una de las re­giones con menor índice de educación secundaria cul­minada”, esbozó el referente.

Hace no mucho tiempo, el BID presentó un informe sobre las habilidades que se requieren de los jóvenes en el sector laboral, participa­ron más de 1.000 empresas, y las habilidades que las empresas demandaban no son las mismas que salen los estudiantes al terminar el colegio.

El estudio presentaba que las empresas buscaban pri­mero: Habilidades Socioe­mocionales 60% (capacidad de soportar frustraciones, manejo de autonomía, ini­ciativas) y solo 30% habi­lidades cognitivas y nada más que 10% de habilidades específicas de la industria.

“Con la revolución de la co­municación es más fácil de­sarrollar mejores ideas y ser innovadores, nadie inventa algo de la nada, todos mez­clan ideas y genera sus pro­pias posibilidades, pero para ello se deben desarrollar to­das las habilidades posibles”, finalizó Esperanza.


También podría gustarte