Perspectivas Económicas y Estrategias – 2020

VICTOR RAÚL BENÍTEZ GONZÁLEZ
@VICTORAULB
PRESIDENTE DEL CLUB DE IDEAS
PROFESOR DE LA FUNDACIÓN GETULIO VARGAS – BRASIL

Tengo una idea. En períodos de suba del dólar y rece­sión económica, es bueno conocer los escenarios probables y rememorar el menú de estrategias que puede servir para mitigar los efectos de la crisis. El 23 de octubre, en Asunción, el diario 5días presenta una conferencia ex­clusiva para auscultar el futuro, ese gran desconocido, lleno de riesgos y oportunidades, dependiendo de la capacidad de análisis de los actores económicos.

Los hechos portadores del futuro y los escenarios prospectivos para el año 2020, ya están entre nosotros. Sólo hay que ser capaz de identifi­carlos. Son los factores que afectan el dinamismo de los negocios y la marcha de la economía. La matriz productiva paraguaya tiene una alta volatilidad que depende del clima, de los precios de los productos agro­pecuarios y de la economía de los países vecinos.

La economía paraguaya se caracte­riza por tener una matriz producti­va y sociocultural con seis caracte­rísticas básicas, las cuales son:

  1. Extractivista: sufre de la ¨en­fermedad holandesa¨, se expor­ta prioritariamente fotosíntesis y agua envasadas en forma de soja y carne, ni más ni menos;
  2. Impositivamente regresiva: un ¨Robin Hood inverso¨, el Estado le cobra más impuestos al que tiene menos y le cobra menos impuestos al que tiene más, una situación de injusticia e inequidad;
  3. Debilidad en el Contrato Social: se refleja en la presión tributaria, apenas 9 % en el 2017 y poco más del 10 % en promedio en los demás años, nadie quiere pagar impuestos por la mala calidad del gasto;
  4. Informalidad crónica: co­rrupción pública y privada es­timula el ¨capital muerto¨, se tiene una elevada informalidad en la ti­tulación de las tierras, en el empleo del capital humano y en la contabi­lidad de las empresas;
  5. Mala calidad de servicios: país ¨low cost¨, barato pero que no ofrece ningún tipo de servicio, se paga poco impuesto pero no hay cobertura de salud, educación, agua y saneamiento, etc;
  6. Estado NO soberano: se li­mita a ser un protectorado del sector informal del Brasil – negocios de drogas, cigarrillos, lavado de di­visas, son realizados por y para bra­sileños en territorio paraguayo.

Es por todo esto y mucho más, que se tiene una gran lista de inscrip­tos, a pesar de las plazas limitadas, que quieren ser parte de un grupo selecto de empresarios, con sus co­laboradores y clientes, que tendrá la única oportunidad de conocer los desafíos políticos, sociales y econó­micos del 2020, para una toma de decisiones mucho más asertivas en función a resultados.

Por mi parte, pretendo exponer las dos caras de una misma moneda. En primer lugar, los pronósticos para una economía que en el 2019 va a caer por lo menos -1 % en el monto de su producto interno bruto. Con un dólar que como nunca ha alcan­zado picos que superan los 6.400 guaraníes a pesar de, todavía, man­tenerse una inflación controlada, de alrededor del 3,5 %. La peor noticia es que el déficit fiscal se habrá dis­parado al 2,3 % del producto, supe­rando lo estipulado por ley que no debe sobrepasar el 1,5 % del PIB. Al mismo tiempo, el endeudamiento, para pagar deudas anteriores del Estado, se vuelve preocupante. Ade­más, la desaceleración argentina, agrava los problemas.

En segundo lugar, pretendo dar algunas recetas. En especial un menú de estrategias, o gestión de directrices, buscando resul­tados. Por lo general, el Propó­sito de toda Estrategia es el de superar al competidor, sobrevi­vir a una recesión o implantar la ¨teoría del cambio¨ de un pro­yecto determinado. Es gestión del futuro. Es el destino colecti­vo de una Empresa, de una Na­ción o de una Comunidad. Todas las organizaciones necesitan de una definición estratégica: úni­ca, singular, inspiradora, moti­vadora, que les sirva de marca.

En el libro ¨Tu Estrategia necesita de una Estrategia¨ de Martin Reeves, Knut Haanaes, Janmejaya Sinha, se recomienda encontrar una Estrate­gia de alto impacto, utilizando un abordaje que se adecue, en la forma que debe asumir la Estrategia, a los diversos tipos de ambiente.

Estrategia Clásica

  • ¨Ser grande¨.
  • Esta es la principal ventaja compe­titiva.
  • Supone un ambiente previsible y una visión de mundo relativamente controlable.

Estrategia Adaptativa

  • ¨Ser rápido¨.
  • Esta es la principal ventaja compe­titiva.
  • El ambiente NO es previsible ni maleable.

Estrategia Visionaria

  • ¨Ser el primero¨.
  • Esta es la principal ventaja compe­titiva.
  • El ambiente es maleable, por lo tanto, puede ser creado y recreado, en escenarios que todavía son in­ciertos.

Estrategia de Formación

  • ¨Ser el orquestador¨.
  • Es la principal ventaja competiti­va.
  • El ambiente es maleable.
  • Es imposible lograr o moldear re­sultados en forma aislada.
  • Se debe crear una visión compar­tida.

Estrategia de Renovación

  • ¨Ser viable¨.
  • Es la principal ventaja competitiva.
  • El ambiente es hostil, deteriorado.
  • La Estrategia de Renovación: re­conoce el ambiente hostil; reaccio­na propositivamente al mismo; de modo objetivo, como por ejemplo, ahorrando o recurriendo a la auste­ridad para restaurar la viabilidad del proyecto; reduce costos; libera re­cursos….todo para próximas etapas de renovación estratégica.
  • Es por lo general una estrategia previa para volver a alguna de las cuatro anteriormente citadas.

La PwC, Price Waterhouse & Coopers, consultora interna­cional, recomienda para los momentos de recesión que uno deba conocer en qué grupo de empresas se encuentra la suya. Puede ser el primer grupo, las diferenciadoras, que tienen una estrategia de posicionamiento de marca diferenciada y opera­ciones eficientes. El segundo grupo son las empresas visiona­rias, que tienen una estrategia diferenciada pero sus operacio­nes todavía son ineficientes. El tercer grupo, las empresas hacedoras que tienen operacio­nes efectivas, pero necesitan un posicionamiento estratégico único y singular. Y, por último, las empresas aspirantes, que ne­cesitan definir una estrategia de alto impacto, diferenciada, a las cuales les urge llegar a ejecutar operaciones eficientes en fun­ción a resultados.

Todas estas sugerencias son oportu­nísimas para el momento actual. No debemos olvidar: todo lo que usted NO sabe puede ser usado en su con­tra. Y así, no da gusto.

También podría gustarte