Reconocen ineficiencia del gasto

Aún así, insisten en repartijas millonarias

Pese a los cuestionados privilegios otorgados a funcionarios públicos y, más aún para las instituciones recaudadoras de impuestos, el ministro de Hacienda, Benigno López, durante una entrevista realizada por el Banco Mundial reconoció, entre otras cosas, que hay una ineficiencia en el gasto público y afirmó que antes de pedir más impuestos al ciudadano, se debería ser más eficiente en la forma en que se gasta.

Durante la conversación desarrollada en el marco de las reuniones conjuntas organizadas por el mencionado organismo multilateral y el Fondo Monetario Internacional (FMI), López apuntó que las entidades del Estado deberían generar más ingresos de forma independiente. “Yo pienso que todos los entes, casi todo el Estado tiene mucho que generar de los mismos recursos que ya tienen. Estoy convencido de que hay una ineficiencia en el gasto, y que antes de ir a pedir más impuesto al ciudadano, podemos ser más eficientes en la forma en cómo lo gastamos”, indicó el titular del Fisco.

Dijo que desde el Fisco están trabajando fuertemente para ser más eficiente en la calidad del gasto y recordó que en los últimos 15 años Paraguay tuvo un éxito económico importante que motivó la duplicación de la clase media. “Antes de pasar a la vereda de pedir más impuestos dentro de la propia administración se puede conseguir recursos importantes para destinar a los sectores que más se necesitan”.

Sin embargo, esta afirmación no refleja la realidad de la endeble estructura de las instituciones estatales y la notoria corrupción. Tomando solo como ejemplo, la Subsecretaría de Estado de Tributaria y la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) en donde se reparten miles de millones de las multas entre los funcionarios de la institución. Cabe destacar también que los funcionarios públicos cuentan con innumerables beneficios y bonificaciones a costa de los impuestos de los ciudadanos.

Para el próximo año según el proyecto del Presupuesto General de la Nación (PGN) los gastos rígidos aumentan, especialmente en salarios. Para el 2020, de cada G. 100 de los impuestos pagados por los contribuyentes, G. 76 se destinarán a salarios públicos de la administración central y entes descentralizados que reciben transferencias del Tesoro.

En otro momento de la entrevista, López mencionó que Paraguay posee un bono demográfico importante, con aproximadamente el 70% de la población menor de 35 años, por lo que es necesario desarrollar capacidades acordes a la era y generar profesionales competitivos.

Finalmente, refirió que un país que invierta en su capital humano, en el fortalecimiento de sectores prioritarios como la educación, la salud y la protección social, es un país que tendrá asegurado un futuro sin muchas complicaciones en los próximos 50 años.

También podría gustarte