Tendencia a vivir en alquiler bajó un 26%

Datos fueron relevados en segmento medio y medio alto

En los últimos 4 años, la tenden­cia a vivir en casa alquilada en el segmento medio y medio alto disminuyó un 26%, de acuerdo a una encuesta realizada por la consultora Nauta, mientras que la po­sibilidad de acceder a la vi­vienda propia aumentó en un 14%. La consultora resal­tó que las tasas accesibles de los bancos retornaron la posibilidad de adquirir una casa propia.

Esto debido a las oportuni­dades del sistema financie­ro local que aparecieron en los últimos 10 años, según seña el estudio “Así somos los paraguayos”. Con los re­sultados de la última inves­tigación, Nauta visibilizó que el 43% de los paragua­yos vive en una casa propia; en tanto, un 14% lo hace en una casa alquilada.

“Desde hace varios años Pa­raguay tiene un crecimien­to continuo en infraestruc­tura a nivel nacional. Las principales ciudades au­mentaron las opciones de vivienda y esto cambió el curso de las elecciones que hacen las personas sobre los lugares que eligen para vivir”, indica el informe.

Así también, de acuerdo a los datos relevados la con­sultora concluyó que “el desarrollo inmobiliario en el país ha evolucionado de las casas tradicionales a los dúplex llegando a la madu­rez de los departamentos como una fuerte opción de vivienda, tal como se da hace tiempo en otras urbes del mundo”.

Por otra parte, la en­cuesta también tuvo en cuenta la respuesta de “vivir con los padres”, y, efectivamente, encontró que esto especialmente se da en los jóvenes.

Además de esto, 8 de cada 10 de los encuestados de más de 45 años ya vive en su casa propia y comprar un departamento no es una opción para las personas de esta generación. Por otro lado, existe un 60% de me­nores de 25 años que vive con los padres.

“Esto demuestra que esta­mos lejos de una conducta norteamericana donde los jóvenes se van de sus hoga­res para realizar la univer­sidad de manera indepen­diente”, subraya.

Josefina Bauer, CEO de Nauta, explicó que los datos fueron relevados a partir de las respuestas del seg­mento medio y medio alto, y las comparaciones se dan desde el mismo estudio realizado en el 2014.

“Aumentó el tema de la casa propia por la gran faci­lidad que ha habido en los últimos 10 o más años en los préstamos a tasas más bajas, a plazos más largos. Eso es lo que ha hecho que la gente empiece a tener la posibilidad de tener la casa propia, o el departamento propio. Las desarrolladoras inmobiliarias también em­pezaron a hacer edificios encarando a un nivel so­cioeconómico medio. Hay un movimiento de oferta tanto financiera como in­mobiliaria que ha hecho que la gente pueda acceder a cosas que hace 20 años atrás eran impensables”, resaltó Bauer.

La CEO comentó que en su experiencia con las desarrolladoras que ac­ceden a estudios de mer­cado, observa un gran dinamismo del sector, con una gran apertura a emprender nuevos pro­yectos en distintas ciu­dades del país.

“Lo que vimos es que hay mucha oferta de edificios con departamentos como para jóvenes o recién casa­dos que buscan tener una cuota similar a un alquiler”, acotó. En esa línea, refirió que se busca una tendencia de que la vivienda ya no sea para toda la vida, y que “ese es un proceso bastante len­to” para los paraguayos, ya que en Paraguay la cultura es del “para siempre”, sin embargo, recordó que esto en otros países se da de ma­nera contraria, y la gente va rotando en la adquisición de inmuebles.

“En Paraguay aún no te­nemos esa cultura. Con la oferta que hoy está habien­do en el mercado, de pro­puestas inmobiliarias veo que existe cierta tendencia a que mis hijos quizá ya no tengan el chip de tener una casa para siempre”, resaltó.

También podría gustarte