Buscan cultivar la cultura nocturna local

Garage Sónico

Hoy día existe una alta cantidad de estilos y presentaciones a la hora de elegir lugares para disfrutar con buenos tragos y alimentos. En el centro asunceno, Garage Sónico busca presentarse como algo novedoso, introduciendo una variedad de cócteles, apuntando principalmente a lo clásico.

Laura Ramírez, gerente general del bar, habló con 5días y mencionó en qué buscan diferenciarse. “Tratamos de salir de lo que vas a encontrar en todos lados. Una vez un cliente me preguntó que puedo tomar que no encuentre en otro lado, y en ese momento ofrecíamos cosas que nadie más tenía. El meano Torino es algo característico de Italia, cosa que tienen algunos locales, que me enteré hace poco, pero no lo tienen todos”, comentó.

Este tipo de bebidas son las que se distinguen en el menú del bar, que dentro de su fisionomía misma, presenta dimensiones y diseños particulares. “Anteriormente estábamos en un local más pequeño, similar a los bares europeos, en donde por lo general presentan estructuras chicas, algunas incluso parecen pasillos”, graficó.

ESTRELLAS DE LA CASA

Dentro de los productos más solicitados, la gerente del bar mencionó que la gente se inclina principalmente por los macerados. “El gin-tonic ha tenido un auge muy importante en el país. Nosotros buscamos llevarlo a otro nivel. Macerar es un proceso en donde trabajamos con los líquidos, por ejemplo el gin, introduciéndolo en un frasco, mezclándolo con botánicos como cáscaras de piel de fruta, algunos frutos secos o elementos parecidos. Hoy existen 44 clases distintas y desde allí se inventa”, señaló.

Para su buena presentación, esto se trabaja en un tiempo aproximado de una o dos semanas, luego pasa por un test de color, sabor y olor. “Cuando alcanza el nivel adecuado, lo filtramos, y lo embotellamos. Es un trabajo de hormiga que nosotros ofrecemos”, detalló.

INICIOS Y FORMAS

Garage Sónico abrió hace un año y previo a su apertura pasó por distintos análisis, periodos de práctica y varias mutaciones. “La parte divertida y estresante al mismo tiempo es la arquitectura. En el centro teníamos la típica persiana que se asocia a locales de electrodomésticos. Nos gusta desafiar ese formato que la gente tiene en su cabeza del típico bar”, resaltó.

Ramírez mencionó que al ingresar al local se debe presentar una mente abierta a nuevas posibilidades. “Me pone contenta que llegó gente cervecera y salieron tomando gin-tonic. Paraguay creció mucho en el tema de empezar a probar, salir de lo común”, subrayó. En el bar proyectan realizar cerveza desde cero, utilizando botánicos locales. “Se prestan los ingredientes para hacerlo de manera local. Queremos empezar y dar a conocer algo nuevo”, finalizó.

También podría gustarte