Hacer más y mejor con menos gasto

“El Gobierno tiene que gastar mejor, cambiando de un gasto despilfarrador e ineficiente a un gasto eficiente que contribuya al crecimiento”.

Ante la aprobación en el Congreso del aumento del déficit fiscal al -3% sobre el PIB, la Cámara de Anunciantes del Paraguay emitió un comunicado de lenguaje contundente y desusadamente duro. Afirma la CAP: “Somos parte de una desesperada sociedad que necesita alcanzar competitividad y mejores condiciones para sostener sus actividades y la generación de empleo genuino”.

Si bien estas exi­gencias “demandan más sacrificio al sector produc­tivo paraguayo” afirma la entidad, también “el Gobierno paraguayo tiene que gastar mejor, cambian­do de un gasto despilfarra­dor e ineficiente a un gasto eficiente que contribuya al crecimiento sin agudizar la desigualdad”. Y añade: “La eficiencia es una manera de hacer más con menos. Requiere maxi­mizar la gestión, como el volumen de servicios prestados; minimizar los insumos, como la cantidad de recursos, tiempo o capi­tal requerido para producir esos servicios, y mantener o mejorar la calidad”. En suma: el gremio no le está pidiendo al Gobierno más de lo que se exige a sí mismo. Esta ecuación es tan clara que no requiere demostración alguna. Pero aún así, las claques políti­cas incrustadas en la admi­nistración pública a través de generaciones prefieren no entender la verdad que encierra. No les conviene.

Ante la emergencia, la CAP propone no un recorte masivo de gastos sino “dividir el presupuesto

por sectores, identificar las ineficiencias técnicas y asignativas y cambiar el destino del gasto, devolviendo a los con­tribuyentes las contra­prestaciones en políticas públicas mejores en salud, educación, vivienda e infraestructura social”.

Es una propuesta razo­nable. La pena es que la plantean a gente que no lo es. Y tampoco hay tiempo para analizarla. Se viene el receso parlamentario.

Y hay que ir planean­do las vacaciones.

También podría gustarte