La ciudad del verano eterno de las Canarias

Tenerife se destaca por sus montañas rocosas

 

En medio del océa­no Atlántico, den­tro del Archipiéla­go Canario, existe una isla llamada Tenerife, perteneciente a la comu­nidad autónoma española de Canarias, considerada como la más grande del archipiélago, con una in­mensurable naturaleza que resalta entre sus mon­tañas.

Con una población de apro­ximadamente 933.402 ha­bitantes, se la conoce como la ciudad del verano eterno por la cálida temperatura del clima todo el año.

Para poder disfrutar al máximo de la isla, el punto de partida del tour puede ser los Acantilados de los Gi­gantes, ubicado en la costa oeste de la loca­lidad, se trata de unas impresionantes pare­des verticales rocosas, que llegan hasta los 600 metros y van des­de el puerto de Los Gi­gantes hasta punta de Teno, el extremo más occidental de la isla.

Se cree que la mejor forma de admirar este lugar es mediante un paseo en uno de los muchos barcos y ca­tamaranes que zarpan des­de el puerto. Mediante el recorrido es común topar­se con delfines y ballenas que habitan por la zona.

Por otro lado, el Parque Nacional del Teide es una parada obligatoria para los turistas aventureros. Un paisaje lleno de cráteres, volcanes y ríos de lava pe­trificada que rodean al Vol­cán Teide, de 3.718 metros de altura.

Según datos oficiales, es el mayor y más antiguo de los cuatro existentes en Cana­rias, con una superficie de 18.990 hectáreas.

Por último y no menos importante, para divertir­se un poco, el Siam Park es el parque acuático más grande de la ciu­dad ambientado como si estuviese en territorio tailandés. Entre sus atrac­tivos más concurridos se encuentra el Singha, un to­bogán con muchas curvas y 14 cambios de dirección, en el que se recorre a alta velocidad, disfrutando de un paisaje magnífico y la adrenalina de la bajada hasta aterrizar en una pis­cina, según la página ofi­cial del sitio.

También podría gustarte