Piden cuidar la disciplina fiscal

DÉFICIT

Tras la aprobación con media san­ción al proyecto de ley que eleva a un 3% del producto inter­no bruto (PIB) el límite de déficit fiscal, el presidente del banco Itaú, André Gai­ley, señaló la importan­cia de tener una visión y disciplina de largo plazo para mantener la sosteni­bilidad.

“Paraguay tiene una historia importante de cuidado de sus finan­zas, con un nivel de endeudamiento, gastos y de recaudación salu­dable. Lo importante es mantener esa discipli­na de no gastar más de lo que se recauda y de tener un nivel de deu­da que no comprometa al nivel de riesgo del país”, advirtió.

En este sentido, vale re­cordar que con el ajuste a la regla fiscal, el Gobier­no podrá tener un gasto que es hasta US$ 1.000 millones mayor a lo que fue presupuestado para este año. El argumento es que esos fondos serían utilizados para mantener el ritmo en las inversiones en infraestructura impul­sadas desde el Ministerio de Obras Públicas y Co­municaciones.

“Estos son fundamentos esenciales para que el país se mantenga estable y con capacidad de crecimiento e inversión importante. Nosotros no estamos mi­rando este año específico, pero sí a estos factores a largo plazo en el país”, resaltó el CEO de una de las principales entidades financieras de nuestro mercado.

El Ejecutivo tiene como política acelerar el ritmo de las obras públicas para reactivar el ritmo en la ac­tividad económica que, al cierre del primer semes­tre de este año, registró una caída del 2,3% según datos del Banco Central del Paraguay. Las pers­pectivas oficiales de cre­cimiento económico para este año se han reducido a tan solo un 0,2% del PIB y, por esa razón, justifican que un mayor espacio fis­cal puede servir como una medida que estimule a través de un mayor gasto en inversión a la reactivación económica.

El proyecto de ley ha pasa­do a manos de la Cámara de Diputados, donde a priori por la mayoría que tiene el partido de Gobier­no se espera que sea apro­bado. No obstante, vale recor­dar que este mayor espacio fiscal le permitiría al Eje­cutivo solo gastar más en proyectos de inversión, no así en gastos rígidos o corrientes.

También podría gustarte