Se vienen las vacas flacas

“Las Américas frustradas por la incertidumbre”. El informe del Fondo Monetario Internacional tiene un título inusualmente pesimista…

El informe del Fondo Monetario Internacional presentado en el Banco Central no tiene un título muy alentador, algo bastante inusual en este organismo. La portada del documento dice “Las Américas frustradas por la incertidumbre”.

Es interesante todo lo que la palabra “frustrar” puede significar. En una primera acepción, la Academia habla de “privar a alguien de lo que esperaba”. También significa “dejar sin efecto, malograr un intento”. Y finalmente, “dejar sin efecto un propósito contra la intención de quien procura realizarlo”. Cualquiera sea el signi­ficado elegido, la idea para nada agradable es que a escala continental, fuerzas extrañas impiden que los mejores intentos de progreso se concreten.

¿Razones? Muchas y muy contundentes. Una de ellas se debe “en parte a que el superciclo de precios de las materias primas llegó a su fin”. Eso nos alcanza de lleno ya que casi el 70% de nuestras exportaciones descansa en soja y carne. Este factor se profundiza teniendo en cuenta “la incertidumbre en torno a las políticas económicas en algunas de las prin­cipales economías de la región, y a la desacelera­ción de las exportacio­nes”.

Nuestros principales socios comerciales, sobre todo Argentina que se ha estado llevando el 76% de la soja, sufren turbu­lencias. Chile, tradicional destino de la carne, agrega incertidumbre. Lo mismo Rusia, que aunque es excelente comprador, tiene sus altas y sus bajas.

El informe del FMI resume así la situación del Paraguay: “La eco­nomía está soportando una serie de shocks simultáneos, que in­cluyen una sequía en la última temporada de siembra, inundaciones, una recesión más profun­da en Argentina y una recuperación más lenta de lo previsto en Brasil”.

Veníamos bien pero la tendencia se frustró. Vienen épocas de vacas flacas.

También podría gustarte