Analistas coinciden en positivo efecto rebote

Estiman que la economía crecerá entre 3 a 4 % en el 2020

Iván Rojas Vega
@rojasvega015

El año va llegando a su fin, con lo que muchas son las entidades y analistas que han vaticinado cuánto crecerá el Producto Interno Bruto (PIB) de Paraguay en los próximos doce meses. Las proyecciones de los distintos organismos locales internacionales se ubican en un crecimiento económico de entre 3% y 4%, con lo que hay cierto consenso en que el 2020 será mejor que este año, habiendo solamente una leve discrepancia en el porcentaje.

Varios analistas han considerado que un factor fundamental para que este “efecto rebote” se dé efectivamente será el clima, ya que nuestro país depende en gran medida de la campaña agrícola y especialmente en la cosecha de la soja, que este año se han reducido bastante generando efectos colaterales, como presión sobre el tipo de cambio por los menores ingresos por exportación que a su vez tuvo efectos sobre otros sectores de la economía.

El exministro de Hacienda y analista económico, Manuel Ferreira, explicó que la sequía tempranera que hubo entre setiembre y octubre a nivel agrícola va a reducir el área sembrada de soja, porque al atrasarse la campaña de verano casi no queda tiempo para el cultivo posterior.

“Esta situación va a afectar en lo que se tenga que sembrar después y esto produce un impacto en el PIB, por eso estamos más confiados en que el número sea más cercano al 4,2% que el 5,2% que habíamos vaticinado antes”, indicó Ferreira. Así también, Martha Coronel, analista de la consultora Mentu, indicó también que el crecimiento sería positivo para el año que viene, pero que no sería superior al 3,5%, puntualizando de igual manera que los factores climáticos serán fundamentales y que a eso se encuentra supeditado el potencial de expansión para el país el próximo año.

La economista agregó además que es importante tener en cuenta lo que vaya a pasar en Argentina con su nuevo Gobierno, pero que sin embargo todavía es temprano para dar vaticinios al respecto.
No obstante, destacó que una eventual fuga de capitales de ese país podría ser positiva para Paraguay ya que se los podría captar, no solo en el rubro inmobiliario como lo fue en el pasado sino también en empresas de servicios e inclusive pequeñas y medianas industrias.

Por su parte, Alberto Acosta Garbarino, presidente de Desarrollo en Democracia (Dende) también subrayó que la proyección que tiene la fundación a su cargo es del 4% y está sujeta a lo que ocurra con el clima, ya que si la producción agrícola vuelve a niveles normales, el PIB se vería impulsado, también agregó el factor de producción de energía eléctrica.

Ivonne Aristizábal, analista de Investor Casa de Bolsa, puntualizó que además de las cuestiones climáticas otro elemento importante es la mejoría de los servicios públicos a corto plazo, que debe estar en enfocada en salud, transporte y seguridad ya que estos son aspectos que, al presentar ineficiencias, obligan a los ciudadanos a pagar costos más altos o pérdidas, yéndose parte importante de sus ingresos y mermando su calidad de vida y capacidad de consumo por culpa de un estado ineficiente.

También podría gustarte