La rescisión por siniestro parcial en el contrato de seguros

 

GUILLERMO FRONCIANI

ABOGADO

El contrato de seguros tiene por objeto que el asegurador se obligue mediante una pri­ma pagada por el asegurado, a indemnizar el daño causado por un acontecimiento incierto, o a suminis­trar una prestación al producirse un evento relacionado con la vida humana (Articulo 1546 del Código Civil). Pero, como cualquier tipo de contrato puede resultar anulado, rescindido o resuelto por determinadas circunstancias que están claramente definidas en la nor­mativa y en este caso nos ocupamos de la rescisión por siniestro parcial.

El artículo 1594 del Código Civil expre­sa: “…Cuando el siniestro solo causa un daño parcial, ambas partes pueden rescindir unilateralmente el contrato hasta el momento del pago de la in­demnización. Si el asegurador opta por rescindirlo, su responsabilidad cesara quince días después de haber notificado su decisión al asegurado, y reembolsara la prima por el tiempo no transcurrido del periodo en curso, en proporción al remanente de la suma asegurada. Si el asegurado opta por la rescisión, el asegurador conservara el derecho a la prima por el periodo en curso, y reembolsara la percibida por los periodos futuros. Cuando el con­trato no se ha rescindido, el asegurador solo responderá en el futuro por el re­manente de la suma asegurada, salvo estipulación en contrario…”

En este artículo se presentan distintas situaciones relacionadas principal­mente con la causal de rescisión, el comportamiento de la prima, la suma asegurada y el plazo. Con respecto a la causa de la rescisión es sin lugar a dudas el siniestro parcial. Es decir, ni el asegurado ni el asegurador necesi­ta expresar otras causales más que el simple hecho de existir un siniestro que afecta parcialmente el riesgo ase­gurado, y por alguna razón cualquiera de las partes “unilateralmente” pue­de dar por terminada la relación. Esto implica a su vez que la cosa asegurada sigue en cobertura porque el interés asegurado permanece intacto y solo sufrió parcialmente un perjuicio, pero el interés asegurable ya no es el mismo de antes, aunque subsista el contrato de seguro.

Ahora bien, la intención de rescindir tiene influencia en la prima donde la norma establece dos criterios. Por un lado si la rescisión proviene del asegu­rador, este debe reembolsar al asegura­do la prima por el tiempo no transcurri­do del periodo en curso, es decir de la vigencia restante. Esto es por ejemplo, si el asegurado pago al contado y la res­cisión se perfecciona a los seis meses de vigencia, el asegurador devolverá al asegurado la prima que ya pago por los seis meses a futuro restantes. En tanto si la rescisión proviene del asegurado este deberá reembolsar la prima por el periodo de tiempo no transcurrido y en base a la proporción restante de la suma asegurada, pues parte de ella se consumió con el siniestro.

Y es que la suma asegurada, al indem­nizarse el siniestro parcial, esta se reduce ya que parte de la misma fue absorbido por el siniestro. En ese caso permanecerá disminuida por el tiem­po que resta de la vigencia del seguro y el asegurador solo responderá en el futuro por el remanente de la suma asegurada. Aquí aparece otra opción que es la de que se da en llamar la “re­posición” de la suma asegurada. Crite­rio este que permite “reponer” la suma asegurada que fuera consumida por el siniestro pero abonando la prima co­rrespondiente por esa porción hasta la finalización del periodo de cobertura o vigencia de la póliza. En algunos con­tratos esto opera de manera automática de tal forma que los capitales del riesgo asegurado siempre se mantengan en sus valores asegurados originalmente.

En cuanto al plazo, el Código establece que si la opción de rescindir proviene del asegurador su responsabilidad ce­sara quince días después de haber no­tificado su decisión al asegurado , esto es que el riesgo permanecerá en cober­tura por ese plazo, lo que le permite al asegurado concertar un nuevo contra­to sobre el interés asegurable para no quedarse sin cobertura a futuro.

 La intención de rescindir tiene influencia en la prima donde la norma establece dos criterios. Por un lado si la rescisión proviene del asegurador, este debe reembolsar al asegurado la prima por el tiempo no transcurrido del periodo en curso”.

También podría gustarte