Amandau descongela la economía

Si bien el 2019 fue un año difícil para diversos rubros, el mercado de helados tuvo resultados positivos, mostrando incluso una cur­va favorable para el sector.

Según los últimos datos internos de Amandau, la cadena tuvo resultados su­periores a los alcanzados en el 2018. Las estadísticas de la cadena muestran un cre­cimiento del 9% entre octu­bre y diciembre, con un pico del 22,4% en octubre, siem­pre en contraste con igual período del año anterior.

“Estas cifras de crecimiento, y las categorías que más las han impulsado van muy de la mano de la expansión que se está dando en el país en términos de tiendas de conveniencia y estaciones de servicio, las cuales se han convertido en nuevos pun­tos de venta para la marca al margen de nuestros locales propios”, explicó Jorge Leoz, presidente de Amandau.

PROPUESTAS

En cuanto a las categorías que tuvieron mayor inci­dencia en los resultados no fueron precisamente las que tienen que ver con consumo en la heladería, sino con las del hogar, o en la vía pública. También, las categorías de productos es­peciales para determinados segmentos de la población, como es el caso de los hela­dos bajas calorías, son cada vez más buscados.

En la categoría Diet se vio un incremento de consumo del 28%, esta ha sido una línea que tiene mayor solici­tud en los últimos tiempos, debido a que las personas desean cuidarse pero sin de­jar de disfrutar de su postre preferido. Así también esa línea apunta a personas que padecen de diabetes o ce­liaquía que son helados de bajas calorías y endulzados con ka´a he´e.

Los helados hogareños como lo son los postres, tortas y propuestas de fácil fraccionamiento e ideales para almacenar en el free­zer, por su parte crecieron en un 16%.

La línea de “Impulsivos” que son aquellos que vienen por unidad, son de muy fácil portabilidad y pueden con­sumirse tanto en la helade­ría como en la vía pública, o en casa, alcanzaron un 15% más de consumo en el año 2019.

El helado a granel por su par­te creció en un 8%. Esta pro­puesta por su parte se trata de helado en sabores que se fragmenta a elección en co­nos, vasitos y otras opciones.

Finalmente, Leoz señaló que si bien la experiencia de salir a tomar un helado se mantie­ne intacta, y es una hermosa práctica familiar, cada vez son más las personas que to­man al helado como un pos­tre ideal para comer en casa. “Lo compran en una tienda de conveniencia o supermer­cado, lo llevan y almacenan en su freezer y que lo tienen siempre a mano para darse un gusto cuando lo desean; es por ello que desde hace un tiempo nos hemos enfo­cado fuertemente en esto, y hemos invertido mucho en innovación y desarrollo, para estar siempre a la vanguar­dia, teniendo siempre el pro­ducto justo que la sociedad desea”, agrega Leoz.

También podría gustarte