Bancos acumulan mora por US$ 366 millones

Monto representa el 2,45% de toda la cartera de créditos

Datos del boletín estadístico del Banco Central del Paraguay (BCP) a diciembre muestran que la morosidad en los bancos totalizó unos US$ 366 millones el año pasado. Esto representa al 2,45% de toda la cartera, la cual acumula créditos por un valor de US$ 14.941 millones. Con esto, el crecimiento de la morosidad fue de solamente 0,07 puntos porcentuales.

Bancop, Regional y Sudameris fueron los bancos con menor nivel cerrando el año y se ubicaron por debajo del 2%, al igual que Continental. Por su parte la cartera de GNB, que actualmente se encuentra en proceso de fusión con el BBVA Paraguay, también registró un nivel de morosidad por debajo del promedio, quedando en 2,14% e Itaú, la empresa con mayores utilidades del sistema en 2019 cerró con 2,30%.

El gerente general del Banco GNB, Osvaldo Serafini, consideró que fue un resultado positivo para el sistema mantener el moderado y sin mayores variaciones el indicador a pesar de la coyuntura que se vivió. Dijo que en todo momento fueron conscientes de que iba a ser un año difícil y que la recesión se hizo sentir en prácticamente todos los segmentos y con todo eso el rango del sistema se mantuvo.

“No solo hemos conseguido mantener estable la morosidad, sino que también creció la colocación de créditos. En una coyuntura económica muy desfavorable como lo fue la del 2019 tuvimos resultados muy positivos. El conocimiento a los distintos segmentos que es cada vez mayor, permite que podamos convenir con el cliente una adecuación de los compromisos de pago mucho más acorde con su riesgo natural y prevenir el ingreso a la mora”, explicó el bancario.

Aseveró que ese mayor conocimiento de los segmentos se logró a través de un acercamiento a los clientes y un estudio de los riesgos propios que tiene cada caso en particular. Con esto, consideró Serafini, los clientes sienten también mayor seguridad y de otorgar ciertas garantías o poner testigos para una mejor relación comercial, lo que genera el resultado positivo que está a la vista.

Al ser consultado sobre qué se puede esperar para este año, agregó que el nivel en que se cerró el año pasado está en línea con lo que se pretende y con lo que se puede esperar siempre. También expresó que siempre y cuando el nivel se mantenga entre 2% y 2,7% no debería haber preocupaciones ya que es el aceptable, además el 2020 será un mejor año económico con lo que la tranquilidad es aún mayor.

“Las cosas vienen mejorando. Ya hay algunos números de la soja que levantaron y hubo una muy buena cosecha, el clima también acompañó todo el ciclo productivo. Es muy temprano para adelantarnos a lo que será la zafra final pero si es terminamos así como se comenzó, fácilmente se puede llegar a un crecimiento del 3,5% o más en el Producto Interno Bruto y esto también afectará de manera positiva a los bancos”, apuntó.

Por otra parte, subrayó que no hubo ningún sector en especial que se haya resaltado por sus niveles de morosidad sin que más bien las variaciones fueron respondiendo a cuestiones estacionales durante las distintas etapas del periodo. Por ejemplo, el sector de la construcción tuvo algunos retrasos puntuales por las lluvias que hubo a mitad de año, lo mismo que el sector manufacturero y desde el sector público.

CRECIMIENTO EN UTILIDADES
El GNB fue una de las empresas que más creció en el sistema en cuanto a utilidades con un 16%. Sobre esta tema, Serafini afirmó que esperan un desarrollo en la misma línea ya que el proceso de fusión por el que pasan tiene también sus costos y que una vez terminado, iniciarán un nuevo plan de negocios con el que esperan un impulso diferente.

También podría gustarte