¿Cómo recuperar la figura luego del embarazo?

Caminatas de 20 a 30 minutos son necesarias

El embarazo pro­voca cambios fí­sicos y psicológi­cos. Recuperar la figura puede ser clave en muchos casos a la hora de mantener la autoestima, y con una dieta balan­ceada y buena rutina de ejercicios, las mujeres se pueden activar y reconec­tar con sus cuerpos luego del parto.

La entrenadora per­sonal Juana Núñez explicó que después de un parto normal es más rápido el proceso de recuperación, sin embargo, luego de una cesárea es recomenda­ble esperar más tiem­po, al menos 60 días. Siempre es importante el alta médica.

Recomendó caminatas de 20 a 30 minutos, in­corporando ejercicios localizados para ir recu­perando la musculatura.

“Los ejercicios deben ser guiados por un profesio­nal. Si quieren hacerlo por su cuenta es recomenda­ble esperar más tiempo o iniciar solo caminatas. La intensidad te la va dictan­do el propio cuerpo. Cada mujer es diferente y tam­bién depende mucho del nivel de entrenamiento que manejaba anterior­mente o si entrenó duran­te la gestación”, comentó la entrenadora.

Una alimentación salu­dable también es funda­mental para ir recupe­rando la figura. “Comer frutas y verduras, carnes magras, mucha agua (ne­cesaria para la produc­ción de leche) y lácteos descremados, es impor­tante en todo el proceso”, mencionó Núñez.

La entrenadora final­mente destacó que es un tabú que las mamás no pueden ocuparse de su cuerpo. “Les envío el mensaje de que se quieran, que se regalen un momento para ellas mismas. El cuerpo se recupera y a veces que­da mejor que antes de ser madre”, concluyó Núñez.

ACTIVIDAD FÍSICA

Practicar abdominales las primeras semanas des­pués de dar a luz impide la recuperación del suelo pélvico y puede provo­car lesiones graves. Se debe esperar entre 4 y 6 semanas para comenzar el ejercicio a intensidad suave.

Según el portal español “La Razón”, el cuerpo de cada madre, trans­curridos 3 meses, podrá afrontar una rutina de entrenamiento adaptada, individualizada y con ejercicios de intensidad moderada.

El artículo explicó que tras el parto, de forma repentina, desciende el peso corporal, se modifi­ca el centro de gravedad y se ve alterada la muscu­latura: algunos músculos permanecen distendidos y otros sobrecargados.

Forzar al organismo y acelerar la práctica de deporte con ejercicios de alto impacto como ab­dominales, saltos o run­ning, puede empeorar la separación de los múscu­los del abdomen, provo­cando un aumento de la diástasis que se produce durante el embarazo y el parto, y aumentar la pre­sión sobre un suelo pélvi­co aún débil y susceptible a lesiones.

En el caso de que la ma­dre se sienta con energía, puede complementar el paseo con ejercicios aeró­bicos variados como bici­cleta o elíptica, siempre intentando no estar más de 10 minutos seguidos sobre la misma máquina.

Sin dudas, el entrena­miento aeróbico variado a intensidad baja mode­rada con una progresión lenta, ayuda a las madres a recuperar su anterior fuerza y resistencia, así como mejorar la postura.

 

También podría gustarte