Insisten en intervención para la Caja Bancaria

La SIB continúa el proceso de sumario administrativo

Conforme al análisis de la Superintendencia de Bancos (SIB) del Banco Central del Paraguay (BCP) todavía no existen méritos para realizar una intervención en la Caja de Jubilados y Pensionados Bancarios, tal como lo exige un grupo de exdirigentes de la institución que inclusive hablan de daño patrimonial y de despidos injustificados.

Luis Zaldívar, quien recientemente fue sacado de la nómina de empleados de la Caja, opinó que la SIB tiene suficientes elementos como para intervenir la institución ya que, según indicó, los asientos contables y los balances presentados muestran graves irregularidades. El exfuncionario habló de unos G. 35.000 millones que “no existen realmente” y fueron incluidos dentro del Superávit por las autoridades actuales.

“Extraña bastante la posición pasiva que están tomando tanto la Superintendencia como el mismo BCP, ya que una de sus funciones es velar por la sostenibilidad de la Caja Bancaria. Si realmente el superintendente dijo que no hay méritos suficientes para una intervención, pienso que ya están jugando un papel decisivo en favor de quienes hoy administran la Caja. Es como un testigo clave que tiene información de primera mano y se niega a colaborar”, dijo Zaldívar.

Así también recordó que el sumario administrativo que se encuentra en curso tuvo como motivo una supuesta cantidad excesiva de funcionarios y un reaseguro médico que él considera innecesarios. Agregó que esto no ha sido revisado por la administración de José Caballero, quien asumió esta semana el cargo sin la autorización necesaria por parte del Poder Ejecutivo, según Zaldívar.

Otro tema que puso sobre la mesa el exdirigente de la oposición de la Caja Bancaria fue el de los despidos supuestamente injustificados que sufrieron él y Julio Duarte, quien fuera el candidato que hizo frente al oficialismo en las últimas elecciones, por lo que enmarcó el hecho en una “persecución política”.
Por su parte , el actual presidente de la institución, José Caballero, respondió que estos despidos no fueron injustificados y que los sumarios llevados a cabo estuvieron dentro del margen de la normativa pertinente.

“Hubiese sido una persecución en el caso de que sin ningún motivo se hubiera despedido a un trabajador, pero no es el caso de estas personas, ya que fueron sometidas a un sumario en el que se les detalló todas sus infracciones y fueron despedidos con causa justificada. No existe ninguna persecución en la Caja Bancaria, lo que pasa es que estos trabajadores abandonaron repetidas veces su lugar de trabajo, se ausentaron sin justificación por varios días y dijeron por varios medios de comunicación que la Caja Bancaria está vaciada, lo cual es mentira”, aseveró Caballero.

En la opinión de Caballero, lo que está haciendo la oposición es crear una suerte de terrorismo financiero y que de ninguna manera existen persecuciones políticas. Reiteró que los actos de estas dos personas fueron investigados, evaluados y resueltos según las normas y las leyes establecidas.
Además, subrayó que todo lo que se realiza tanto a nivel de inversiones o de adquisición de bienes o algún servicio para la institución es analizado, estudiando su impacto social y económico.

También podría gustarte