Megatendencias 2020-2025

VICTOR RAÚL BENÍTEZ GONZÁLEZ
@victoraulb
PRESIDENTE DEL CLUB DE IDEAS
PROFESOR DE LA FUNDACIÓN GETULIO VARGAS

Tengo una idea. El año que se inicia trae consigo hechos portadores del futuro que, si son bien descifrados, pueden ayudar a disminuir los riesgos y a cazar las oportunidades. En este primer comentario, de los muchos que vamos a exponer en el transcurso del primer semestre, vamos a detallar cuáles son las principales megatendencias en la economía, la sociedad, la política y el medioambiente, que harán los escenarios donde se van a desarrollar los negocios, en los próximos años. Vayamos a un resumen de las principales:

Sociedad del Aprendizaje: un fenómeno esencial es el de la economía de la producción del conocimiento, lo que supone que, incluso países que están en estadio de subdesarrollo, deben y pueden requerir de sus gobiernos la creación de una sociedad del aprendizaje. Esto quiere decir, una combinación de relación entre competencia e innovación, permanente.

Incertidumbre: otro elemento de los escenarios de la nueva década será un fortalecimiento de la incertidumbre, en todas las dimensiones de la vida empresarial. Eso quiere decir, como nos advierten Nicolás Taleb (Antifragile) y Leonard Mlodinow (Subliminar y El Andar del Borracho), los empresarios deben acostumbrarse y ganar competencias, cada vez más, para saber manejar ambientes inciertos, donde los viejos sistemas políticos se transforman, las fronteras nacionales se ponen en duda, y la propia historia tiende a ser reescrita. Donde el planeta ya no podrá absorber el actual nivel de producción y actividades humanas. Además, donde la ciencia y la tecnología avanzarán a un ritmo tal que todo podrá quedar invalidado en todo momento por las innovaciones.

Computación cuántica: va a revolucionar la tecnología y los procesos productivos en la década de los años 20, siglo 21. Todo un nuevo enfoque para resolver problemas. Se sustituirá el sistema de códigos binarios de cero y uno, por el de los Cubits (bits cuánticos) que usando ceros y uno a velocidades extremas resolverán de todo, mucho más rápido. La incertidumbre permitirá que en la desesperación, los líderes ¨glifosato¨, que no dejaban crecer nada a su alrededor, permitan que surjan nuevas voces y soluciones.

Tiempo Abundante: surge la idea del fin de la producción desmedida, lo que significa que el consumo y la sociedad opulenta irán en franco desprestigio. La glorificación del estrés y la ocupación, dará lugar a la santificación de la desconexión como símbolo de status. Ojo. Ashley Whillians en un artículo de Harvard Business Review nos advierte que en los EEUU la disponibilidad de tiempo para uno mismo está a niveles mínimos. Lo que exige un cambio radical. Las empresas cambiarán su estilo laboral imponiéndose semanas de trabajo más cortas, como propone una primer ministra escandinava. El Niksen de los países bajos, es una nueva forma de reducir el estrés, promueve las virtudes de no hacer nada, la inactividad, para captar la atención de los consumidores abrumados, por el consumismo.

Identidades digitales: los avatares digitales realistas a modo de representaciones virtuales que reproducen voces, gestos, y expresiones del rostro, van a dar la posibilidad de que uno hable con otro por medio de la realidad virtual con la misma naturalidad con la que sería en caso de estar juntos frente a frente en una misma habitación. Codec Avatar de Facebook ya está en desarrollo, generará dobles digitales de uno mismo. Qué locura. Uno podrá ser creado y recreado fuera del mundo físico. Incluyendo ropas, muebles, decoraciones, casas, piscinas, todo digital. Lo físico como concepto entrará en la era de lo anticuado, de a poco. El arte digital y los prototipos digitales serán grandes negocios. Dar emociones y sentimientos a las identidades digitales también.

Internet táctil: en cuanto la realidad mixta se desarrolle más y más, la internet será centrada en la información, en tiempo real, con un estilo táctil que permitirá que el sentido del tacto se transmita a distancia.

Le llaman tecnología háptica, que transforma la interface entre máquinas y humanos, dando posibilidad de sentir y ejecutar acciones a distancia. Es algo nunca antes imaginado.

Sabiduría Intuitiva: será muy valorizada, ya que en un mundo brutalmente tecnologizado, los misterios ancestrales de los indios guaraníes – que dieron el nombre al valle del Paragua-ý, por ejemplo, que dice que estamos hechos, vamos y venimos del agua – tendrán un valor superlativo. Las soluciones para el cambio climático tendrán respuestas naturales.

Las oportunidades para países donde todavía las limitaciones del desarrollo no han creado un total caos ambiental, donde todavía hay agua en abundancia, son extraordinarias. Si no desaparecemos del mapa, los paraguayos podríamos unirnos a iniciativas como el Project Drawdown (busquen en internet) que propone modelos de gestión de la tierra en la cultura indígena, para favorecer la biodiversidad y reducir las emisiones. Eso, claro, si antes no terminamos deforestando los 406 mil Kilómetros cuadrados, y si la urbanización caótica sigue adelante sin desagües cloacales, sin plantas de tratamiento de desechos y sin sistemas de recolección y gestión de residuos. La actual epidemia de dengue es un síntoma de un futuro catastrófico que nos espera, sin que podamos aprovechar las oportunidades que se exponen más arriba. Y así, no da gusto.


También podría gustarte