Platos caseros invitan a viajes en el tiempo

Tempo Restó CO

Juan Martínez Castillo
[email protected]

 

Mezclar un buen menú gastronómico con figuras limitadas puede ser una receta bastante productiva, Diego Kallsen Ayala ha sido coleccionista y tras inclinarse a la cocina inició con Tempo Restó Collection.

“La idea surgió ya hace muchos años, la empresa propia es el sueño de todo ser humano, porque depende de uno cargar con aciertos y errores y aprender de ellos. El crecimiento depende exclusivamente del esfuerzo que uno le dedique”, remarcó Kallsen.

El emprendedor se encaminó a la gastronomía por considerarlo un rubro muy noble, y perfectamente combinable con su otra pasión; además de esto, seguía una tradición familiar. “Mi madre, Doña Gladys Ayala de Kallsen se dedicó a la gastronomía toda su vida, siendo de esta manera un modo y estilo de vida para toda la familia. Por otro lado yo contaba con las colecciones. Una tarde reuní a mi familia presentándoles un proyecto serio, que seguro sería un éxito, cosa que hoy lo es”, recuerda.

En su carta brinda hamburguesas caseras, pescado, pastas artesanales, pizzas a la sartén y postres de la casa. “Todos nuestros alimentos son de producción propia, todas recetas caseras”, subrayó Diego.

Tras combinar las pasiones el emprendedor realizó una inversión aproximada de U$S 200mil. “Trabajamos en el estilo, pero las colecciones se dan tras años y años”, relató. Para el nombre del emprendedor y su familia trabajaron por un tiempo importante. “La marca nace una mañana como cualquier otra, conseguir el local adecuado al concepto fue complicado por ser único en su género. De allí nace Tempo Restó Collection, dando el énfasis al tiempo, a todo lo que transcurre en el reloj de la vida de cada uno. Los objetos de la colección dan un toque especial al corazón de cada comensal”, destacó.

Después de su inicio han mantenido el estilo de trabajo, y según señaló el propietario, los pequeños cambios se basan principalmente en temporadas. “La marca en sí no cambio, lo que constantemente cambia, atendiendo a las variaciones de temperatura y estaciones es el menú de la carta. No acortando, sino que aportamos nuevas propuestas a los paladares más exigentes”, acotó.

En la empresa trabajan tres personas, el dueño, su esposa Teresita, encargada de tragos, atención y caja, y Lourdes, hermana de Diego, que se enfoca en la cocina. Además brindan trabajo a seis personas que completan la familia de Tempo.

Los propietarios consideran la ubicación del lugar como una fortaleza, pues al ubicarse en una calle sin mucho movimiento cuentan con estacionamiento seguro y vigilado. El plan a futuro es el de replicar su proyecto en otras ciudades.

Diego indicó que en Tempo transmiten al público varios conceptos como ejemplo de orden y limpieza, servicio y esfuerzo. “Solo con trabajo duro uno se puede sentir orgulloso día a día y dormir tranquilo”, finalizó.

 

Facebook: Tempo Restó Collection                   Instagram: tempo_restocollection       Contacto: (0981) 436-106
Dirección: Austria 1869 entre viena y Bélgica

También podría gustarte