Primas de seguros se frenaron a noviembre

Agentes esperan que recuperación del campo impulse crecimiento

Iván Rojas Vega
@rojasvega015

Datos de la Superintendencia de Seguros (SIS) del Banco Central del Paraguay (BCP), correspondientes al reporte al cierre de noviembre, muestran que si bien las primas directas no dejaron de crecer en la primera parte del ejercicio 2019-2020, lo hicieron a un ritmo inferior. Así, el crecimiento acumulado fue del 5% y se ubicó por debajo del 8% registrado en el periodo anterior. El valor total acumulado es de G. 1,12 billones, o sea unos US$ 176 millones.

En el documento se detalla que de esta variación del 5%, un 4,2% corresponde a la rama de seguros patrimoniales y 0,8% a los seguros de vida. Dentro del primer grupo, las primas para automóviles tuvieron una incidencia del 1,4% mientras que las de incendios y riesgos varios incidieron en 0,5% y 0,3% respectivamente. Además se destaca que el resultado técnico bruto permaneció en números positivos pero con un crecimiento ligeramente menor.

Sobre este tema, el titular de la compañía Seguridad Seguros, Manuel Fronciani, indicó que la merma en las exportaciones de soja tuvo un efecto significativo para la economía en general y para el sector de seguros en particular, ya que no solamente fue uno de los motivos de la recesión económica, con lo que naturalmente no solo se vendieron menos pólizas, sino que también implicó una menor demanda de seguros agrícolas.

“El menor volumen que hubo en la exportación de soja tuvo sus repercusiones en nuestro sector. Hubo menos movimiento en los silos y también menos transporte de cargas, por ende menos seguros se pagaron. El seguro agrícola no tuvo mucho éxito ya que los productores vieron que las condiciones climatológicas no ameritaban invertir en eso y especularon más ya que había lluvias marcadas para las fechas de la siembra”, dijo.

IMPORTACIÓN DE VEHÍCULOS
Por otra parte, Fronciani destacó que el producto de la recesión económica, se redujo la importación de vehículos cero kilómetro y también indicó que se produjo una baja en la importación de automóviles Vía Chile por las crispaciones sociales y políticas de ese país que dificultaron de cierta manera la logística de este sector. Con esto, naturalmente, la venta de seguros para rodados también se resintió.

Explicó que las concesionarias buscan vender seguros con cada vehículo que logran colocar e inclusive hay casos que incluyen en las cuotas de los mismos pólizas, con lo que las empresas aseguradoras también participan de la operación. “También hay que tener en cuenta todo lo que pasó en Chile con lo que muchos autos quedaron varados y no llegaron o tardaron más en llegar”, expresó.

Por su parte, el gerente de la compañía Aseguradora Paraguaya Sociedad Anónima (Asepasa), Eduardo Nakayama, hizo hincapié en el tema de la reducción de importaciones de vehículos como principal motivo en la desaceleración de las primas, ya que un 70% de las mismas provienen de los seguros de automóviles. También dijo que el bajo nivel de dinero circulante del 2019 incidió.

DEUDORES POR PREMIO
Nakayama coincidió con Fronciani al expresar que la baja productividad que tuvo la soja generó niveles de morosidad al sector, los cuales dejaron reservas denominadas “deudores por premio”. Esta situación exigió que se lleve ese crédito a una reserva y hubo un efecto colateral que tuvo repercusión en la liquidez de las empresas y su capacidad de generar más utilidades.

“Por las resoluciones de la Superintendencia de Seguros del BCP, una vez que un cliente suscribe el seguro, la prima es única e indivisible, si bien se puede fraccionar su pago en cuotas, la prima es una sola y a no ser que se cancele la póliza, esa prima que no se paga sigue afectando en los asientos contables porque se consideran como un activo pero que falta cobrar de manera efectiva, y va a un estado de reserva”, puntualizó.

EXPECTATIVAS
También en lo que respecta a las expectativas para el 2020 ambos agentes coincidieron en que será un año cuanto menos mejor que el pasado ya que con la recuperación del sector sojero y agropecuario en general, sería lógico que la actividad económica en general se despliegue mejor y además, habría una mayor demanda de pólizas para cuestiones directa e indirectamente ligadas a la producción, como el transporte, la logística, etc.

“Hay una buena previsión de la producción de soja de acuerdo a los reportes y se va a tener una muy buena producción, aparentemente hay un acuerdo entre Estados Unidos y China y si esto sigue así, los precios de los commodities deberían mejorar bastante. Estova a permitir un repunte considerable para el sector asegurador en este primer semestre, siempre y cuando se mantengan estas condiciones”, acotó Nakayama.

El resultado técnico bruto, o sea la resta entre los sinietros y las primas, fue de US$ 74 millones. Vale recordar que el ejercicio en este sector inicia en julio.

 


También podría gustarte