¿Qué está pasando en Argentina

Nuevamente nuestro vecino sureño, adicto consuetudinario a los experimentos y las convulsiones económicas, es un laboratorio a cielo abierto. La pregunta del título no es gratuita. La verdad es que nadie sabe a ciencia cierta qué va a pasar con Argentina.

El Gobierno de Fernández&Fernández está calafateando deses­peradamente la economía con medidas de urgencia casi sin precedentes. Para detener la costumbre de nuestros vecinos de ahorrar en dólares impuso al dólar una tasa del 30%. Claro que primero hay que aclarar cuantos dólares hay en Argentina. Veamos: el dólar minorista oficial también llamado “dólar solidario” (¿?) del cual sólo se pueden comprar 200 al mes y por persona; el dólar turista o de ahorro, carga­do con una tasa del 30%; el dólar mayorista al cual solo llegan los grandes inversionistas a través de las mesas de dinero de los bancos; el dólar libre, que en realidad es el del mer­cado negro, con un spread de hasta el 40% sobre el oficial; el dólar “mercado electrónico de pagos”, usado para comprar bonos soberanos, también llama­do dólar bolsa; finalmente, el dólar contado con liquidación para lo cual hay que tener cuentas en el exterior, algo reservado a pocos operadores.

Esta estrategia está ideada para hacer muy caro al argentino el atesoramien­to de dólares. Además, están bajando las tasas de interés del 85% en la era Macri al actual 50%, por debajo de la inflación. Un plazo fijo en pesos, en esas condiciones, es inviable. Así que la salida es la compra de bienes dura­bles, el turismo interno de temporada y olvidarse de los viajes al exterior.

Una economía que no crece, cargada de impuestos y volcada al consumo. Argentina, una vez más, en terapia intensiva y con pronóstico reservado.

También podría gustarte