5G: El futuro llegó

JOSÉ M. REINOSO A.
Presidente de la Asociación de Ingenieros

Hace un buen tiempo estamos familiarizados a escuchar el término 5G, y sabemos que se refiere a la quinta generación de redes móviles que conocemos. Quedó en el pasado la red 1G, que en los primeros celulares nos
permitían hablar. La tecnología 2G trajo consigo los SMS. Posteriormente la 3G trajo la conexión a Internet impulsando el nacimiento de los smartphones y luego aparece el 4G, basada completamente en protocolo IP, con lo que experimentamos la banda ancha a mayor velocidad.

Se calcula que el 5G contribuirá con 2,2 billones de dólares a la economía global en los próximos años, con sectores claves como la industria, los servicios públicos, financieros y salud que serán los más beneficiados. Además traerá consigo una mayor cantidad de dispositivos conectados, lo que elevará el número total
de suscriptores de Internet móvil en todo el mundo a 5.000 millones en 2025.

5G tendrá una velocidad de transmisión de datos 1.000 veces mayor que la de la red LTE actual, haciendo este su avance más significativo. También ofrecerá menor latencia y una mejor conectividad desde más lugares, permitiendo que mayor cantidad de usuarios y dispositivos estén conectados al mismo tiempo. Toda esto
resultará indefectiblemente en el desarrollo de lo que se conoce como IoT (internet of things o internet de las cosas), con más de 20.800 millones de cosas conectadas a la red, incluyendo edificios, automóviles, máquinas y electrodomésticos.

En síntesis, la tecnología 5G para los consumidores significa no solo internet móvil más rápido, sino principalmente conectividad a internet en muchos más objetos de los que ves hoy, haciendo que el mundo que hasta hoy conocíamos, en poco tiempo más pase a depender casi exclusivamente de una conexión a internet en prácticamente todas las actividades del quehacer cotidiano, en tiempo real y a una gran velocidad, mejorando considerablemente el nivel de vida de las personas.


También podría gustarte