Amor familiar inspiró un dulce negocio

Café con Leche y Miel

Juan Martínez Castillo
[email protected]

 

Encontrar estabilidad y pasión en el ámbito laboral puede hacer que las jornadas se hagan más sencillas, por ello, Guadalupe Snead encontró su pasión en recetas dulces e inició con el negocio Café con Leche y Miel.

“Decidí emprender en algo que siempre me apasionó, las condiciones laborales en mi profesión, se hacían cada vez más difíciles. Percibí que tenía un pasatiempo que me podría brindar un buen ingreso. Además, cada vez más personas conocían mis productos y también me recomendaban”, recordó.

Snead realiza todo tipo de propuestas enfocadas principalmente en la repostería, dirigidas principalmente a eventos sociales pequeños o grandes. “Trabajamos para todo tipo de actividades, para el que quiera tener un toque dulce”, subrayó. La marca inicialmente era solo Café con Leche, considerando la creación del primer logo y nombre que eligieron para las redes sociales, que se dio en el año 2015. “Tras un análisis profundo con mi esposo, de nuestra realidad familiar financiera y la llegada de nuestro segundo bebé, analizamos la necesidad de seguir trabajando afuera y buscamos tener el mayor y mejor cuidado con los chicos”, rememoró.

Decidieron que Guadalupe se quedaría en el hogar, y su esposo se haría cargo de la mayor parte de los gastos. En ese momento se metió de lleno a los dulces. “Desde aquel momento vamos creciendo, aprendiendo y estudiando. Divido y comparto el tiempo de la crianza de los niños y mi pasión con la pastelería”, indicó.

Dentro de su variedad de dulces, el producto más solicitado es el pastel tradicional, que tiene un costo de G. 50mil. “Está hecho de masa de vainilla con relleno de mousse de dulce de leche, chocolate y tres leches”, describió la emprendedora.

Como dato llamativo, bautizó su proyecto con inspiración en sus tres hijos. “Alejandro es el mayor, él es el Café, porque es moreno, Bethania es la segunda, una pequeña rubia de piel muy blanca, por eso la leche y Bruna, la más pequeña, que tiene un poco de ambos y los ojos claros es la miel”, apuntó.

En el proyecto, Guadalupe cuenta con el apoyo de su familia. “Mi esposo mayormente se encarga de la materia prima y entrega de productos. La elaboración de los dulces está a mi cargo, y a veces cuento con la ayuda de mis hermanos”, subrayó.

Como proyecto a futuro buscan contar un local apropiado, y más adelante una cadena de locales. “Mi sueño es endulzar la vida de las personas y enseñar a otros a hacer lo mismo”, apuntó. Para finalizar la emprendedora dejó un mensaje de esperanza. “Emprender es arriesgado y difícil. Sin ayuda de mi familia no sería posible. Es posible, solo debemos arriesgar y encontrar a las personas que nos apoyen. No hay que desistir. Puede llevar tres, cinco o diez años, pero hay que confiar”, finalizó.

 

Facebook: Café con Leche y Miel           Contacto: (0973) 860-123

Dirección: Barrio La Blanca km. 5 y medio. (CDE)

También podría gustarte