Coronavirus ‘tumba’ las bolsas del mundo

La República, Colombia
RIPE

Ayer las principales bolsas de Asia y Europa reportaron caídas debido al efecto de coronavirus. Los inversionistas evalúan el efecto que ha tenido el virus, originario de China, en economías como Corea del Sur, donde ha venido aumentado el número de personas infectadas, sumado a nuevos puntos a nivel global, como es el caso de Italia.

Las acciones en Europa abrieron con una fuerte tendencia a la baja. El índice Stoxx Europe 600 arrancó disminuyendo 3,5% y cayendo en territorio negativo durante el año.

Por otro lado, las futuras inversiones vinculadas al Dow Jones Industrial Average cayeron 2,5%, según reportó The Wall Street Journal, lo que apunta a otro día de probables caídas para el índice de acciones estadounidense.

Según reportaron los mercados, el euro cayó 0,3% a US$1,08, lo cual lo acercó al nivel de US$1,07 de la semana pasada, que alertó a los inversionistas por ser un mínimo de casi tres años.
En Italia, el índice de referencia de acciones, el FTSE MIB disminuyó 4,3% ayer, su mayor caída desde junio de 2016.

Por el lado de Corea el índice de referencia de precios de acciones compuestas de Corea, o Kospi, cerró con una caída de 3,9%. De acuerdo con The Wall Street Journal, este domingo las principales 20 economías del mundo advirtieron que el brote viral “representa un grave riesgo para la economía mundial, ya que surgieron nuevos casos fuera de China, lo que provocó preocupaciones sobre nuevos focos de infección peligrosos en lugares tan lejanos como Irán e Italia”.

Entre los efectos que ha tenido el virus está la reducción en la fabricación, las exportaciones y el consumo de China en lo que va del año, situación que amenaza con frenar el crecimiento global, no solo por la proveeduría de productos terminados de parte del país asiático, sino porque también fábricas en todo el mundo dependen de una cadena de suministro atada a China para sus procesos productivos.

Según el medio estadounidense, un cierre prolongado de China podría paralizar la fabricación global y costarle al mundo hasta US$1 billón en pérdida de producción.


También podría gustarte