El FMI llega para la negociación de deuda

ARGENTINA

Bloomberg

El presidente argentino, Alberto Fernández, comparó la negociación de la deuda del país con un juego de póker. Tendrá que mostrar algunas de sus cartas al Fondo Monetario Internacional.

Los negociadores del FMI llegarán a Buenos Aires para su primera misión desde que el presidente izquierdista asumió el cargo. Antes de aceptar cualquier cambio en los términos de su actual acuerdo, querrán ver el plan de Fernández para hacer frente a más de US$320.000 millones en deuda total y para rescatar una economía que se prevé que se contraerá por tercer año consecutivo.

Las conversaciones con el FMI, al que Argentina debe US$44.000 millones, serán clave para una negociación aún mayor con los tenedores de bonos para evitar un incumplimiento. Si el FMI declara que la deuda del país es insostenible, podría darle al presidente más poder para imponer mayores pérdidas de deuda a otros acreedores.

“Si habla con acreedores privados, muchos de ellos ven al FMI como su peor enemigo”, dijo Jimena Blanco, directora de investigación política. “Al final, el FMI podría complicar negociación para los tenedores de bonos al acordar que, en virtud de los términos actuales, Argentina no podría cumplir con sus compromisos de deuda”.

Fernández prometió a los votantes que recuperaría una economía que se ve afectada por una inflación de 54% y un alto nivel de desempleo. El FMI, un eterno villano en Argentina después de más de 20 acuerdos de financiación desde 1958, espera recuperar terreno de negociación con su mayor prestatario después de que el préstamo récord de US$56.000 millones aprobado en 2018 no ayudará mucho a mejorar la economía, o su reputación en el país.

También podría gustarte