El oficio de inmortalizar historias sobre la piel

Tatuajes

Un tatuaje en la piel es algo que se hace considerando que estará allí para toda la vida, por ello, los diseños, imágenes o frases que se eligen tienen una importancia grande. Walter De Souza, tatuador profesional con más de 20 años de experiencia, sostiene que más que un arte, el tatuaje es por sobre todo un oficio. “Así como no se encuentran niños con ganas de ser carpinteros, tatuar es aprender, a través de alguien que ya sabe”, señaló.

COTIZACIONES

Los precios se determinan generalmente por el tiempo que lleva realizar la imagen, así como el tamaño y el diseño que se requiere. Tras vivir un tiempo afuera, el tatuador volvió a Paraguay en el 2006, y buscó fijar precios promedios en el país. Esto también motiva a que muchos extranjeros lleguen y trabajen a través de este arte en el país, ya que se vuelve un negocio rentable.

En cuanto a los costos, todo depende del tiempo y del diseño, uno pequeño puede costar aproximadamente 300 mil, y los trabajados pueden sobrepasar los 1 millón de guaraníes.

De Souza sin embargo señala que fijar precios es algo delicado, pues considera el tatuaje como un oficio, algo intransferible y no un valor adquirido. “Lo que yo haga con mucha calidad no debería ser mucho más caro que lo que cualquiera haga, los materiales tienen cierto costo, el valor agregado sobre el tatuaje es la habilidad artística, allí es donde puede variar. Considero que no cobro ni caro ni barato, sino un precio justo”.

CUIDADOS

En cuanto a los tabúes que existen alrededor de los cuidados, el profesional explicó que hoy día todo viene esterilizado, y depende de la confianza del proveedor. “En mi caso utilizo la misma puntera de acero desde hace 20 años, algo que considero positivo en comparación a lo descartable que finalmente produce basura”, mencionó. La tinta viene en pomos grandes, se tienen tubos de tamaños determinados y se vierten gotas para cada trabajo. Es como un ritual, hay sangre, y por ello todo debe estar protegido”, explicó.

ESTILOS

Sobre los estilos más solicitados por la gente a la hora de tatuarte señaló que los que más llaman la atención son los primitivos, “Los primitivos serían los que hoy se conocen como tribales, que son, no necesariamente simples, pero solo negros”, rememoró.

Según relató, el tribal llegó a Japón y Europa al mismo tiempo y desde allí tomaron caminos diferentes. “El japonés obedeció su estética, inspirándose en el siglo pasado, con trazos fuertes. Creo que el estilo tradicional, popularmente conocido, y es lo que se desarrolló hace siglos. Tatuajes con máquinas es desde comienzos de 1900, y desde allí se refinó el estilo europeo. Al existir EE.UU. se desarrolló el tradicional americano, que es lo que más seguimos. Para mí los más clásicos son esos”, dijo.

REALISMO

Otras de las propuestas que son muy solicitadas son las del realismo, explicó que se trabaja principalmente con tecnología y requiere menos trabajo. “Se hace con carbonilla, se imprime una imagen sobre un molde. Todos los tatuajes realizan el proceso de la misma manera, solo que en el tribal se respeta el cuerpo de la persona, se hace en proporción al mismo. La meta no es impresionar, para tener un tatuaje de este estilo lo que se requiere es de un poco más de entendimiento”, refirió.


También podría gustarte