Imagen profesional

MARIELA BÁEZ
Coach Ontológico
Asesora de imagen

 

En el espacio corporativo, hace unos años la imagen de los colaboradores se ve más relajada gracias a la creciente tendencia del trabajo “home office” o el viernes casual, y ahí, mucho ojo, las normas de etiqueta e imagen siguen siendo las mismas. Para muchos, administrar esta inclinación se vuelve todo un desafío, más con los millennials que suelen tener un aspecto más relajado y no toman muy bien las sugerencias de la generación X.

Ante esto creo que puede resultar muy práctico diseñar nuevos manuales con la realidad actual, y a la vez entender que la modernidad no desvirtúa la educación. En su mayoría, las compañías que me contratan tienen necesidades muy similares: mejorar la presentación general de sus equipos. Dada mi experiencia, creo necesario que el sistema de inducción incluya una bajada de los códigos de imagen y de esta manera desde un principio enseñar “el cómo” y luego trabajar muy de cerca con los responsables de áreas en generar hábitos y disciplina. Particularmente soy de las que cree que el poder del reflejo en el espejo no debe ser subestimado. “Sonreír al ver mi imagen me entrega una energía de amor propio que, aunque comience con una blusa o un nuevo tono de labial, llegará a tocar nervios internos muy válidos para la autoestima y la seguridad en mi misma”.

La imagen que se pueda tener de uno mismo influye por igual tanto en los hombres como en las mujeres. Los hombres también aprecian y desean escuchar elogios como un afianzamiento de su todo integral.Sin intención de sonar absoluta, quiero expresarlo y ojalá llegue de la manera más clara, es difícil que alguien se comprometa
con la empresa, sus valores y los objetivos sin antes estar realmente comprometido
primero consigo mismo.

El cómo te presentas para cada momento habla del buen gusto y deja al descubierto tu educación.
Al margen de lo externo, quiero invitarte a que estés despierto, que observes tus emociones, tu estado de ánimo que tiene voz propia y es más fuerte que el mensaje que transmite una corbata con nudo perfecto o un stiletto. Y si lo que buscas es que te perciban como una persona madura y profesional, es necesario cuidar e invertir en
esta valiosa herramienta de comunicación.


También podría gustarte