Invitan a descubrir “los senderos del agua”

Territorio de oportunidades para la inversión

Todo converge en Alto Paraná, punto de unión de tres fronteras de Suda­mérica: Paraguay, Argenti­na y Brasil. Esta ubicación estratégica, sumada a su mágica naturaleza y su in­fraestructura, convierten a Paraguay en un sitio ideal para atraer el turismo, con oportunidades inigualables para la inversión.

Bajo el eslogan “Alto Para­ná, descubrí los Senderos del Agua”, la Secretaría Nacional de Turismo pro­pone conquistar el inte­rés de turistas nacionales y extranjeros, referente a los encantos naturales que ofrece la aventura del agua en las sinuosi­dades del impetuoso río Paraná, que se extienden a lo largo del río Acaray y los lagos de la República, Acaray, Yguazú e Itaipú.

Sofía Montiel de Afara, titu­lar de la Senatur, comentó que la principal intención es unir los circuitos, el en­tretenimiento que tiene ya la zona este del país. “Numerosos atractivos se complementan y tienen un único eje central: el agua”, mencionó.

La Senatur busca posicionar y alentar el desarrollo de un turismo fluvial sostenible en el departamento del Alto Paraná con énfasis en el cuidado y la conservación ambiental, como parte del Plan de Turismo Fluvial Sos­tenible y de Naturaleza en la zona de frontera e impulsa una serie de inversiones respaldadas por estudios de factibilidad y encuestas de potencial demanda de los servicios turísticos que se generan a partir de ellas.

El plan está siendo impul­sado por la Senatur en mo­mentos en que las estadís­ticas del año 2019 arrojaron los buenos ingresos genera­dos por el turismo interno, y se cree que ofertas como estas contribuirán a mante­ner y aumentar ese nivel de crecimiento de este sector tan importante para el país.

Se plantea crear un centro de actividades náuticas en el embalse del río Acaray. Allí se ofrecerán servicios de alquiler de kayaks, canoas, piraguas, stand up paddle (SUP) y wakeboard. El servi­cio podrá complementarse con capacitaciones para el manejo y equipamiento, y con excursiones guiadas.

También se busca crear la infraestructura básica que permita potenciar el desa­rrollo del turismo fluvial en la parte alta del río Paraná y aguas abajo de la represa de Itaipú, visitando los princi­pales recursos naturales y culturales que existen en el margen del lado paraguayo. Para ello se recomiendan 4 estaciones para la cons­trucción de embarcaderos, desde donde se potencien circuitos por Los Senderos del agua de Alto Paraná.

Esta propuesta incluye la construcción de embarca­deros y embarcaciones con una infraestructura básica que permitirá el desarrollo del turismo fluvial en el lago Yguazú.

La estación fluvial en el em­balse del río Acaray cuenta con una inversión privada de US$ 249.000 y recupe­ración en 10 años, mientras que para el proyecto de em­barcaderos y embarcaciones en el río Paraná se ha previs­to una inversión privada de US$ 1.236.000, para la cons­trucción de 4 embarcaderos y la recuperación en 10 años.


También podría gustarte