Mujer paraguaya del siglo XXI

VANESSA GUTIÉRREZ
COORDINADORA DEL PEC

La mujer paraguaya tiene un día marcado dentro del calendario nacional: 24 de Febrero. Su origen se remonta a la Guerra de la Triple Alianza, cuando las Residentas, decidieron donar sus joyas para ayudar al sostenimiento de dicha contienda.

Si bien es cierto que se lograron avances importantes en lo que respecta a leyes para el sector femenino, todavía existe una tarea pendiente en lo que respecta a la equidad de género. Con los años, el papel de la mujer ha experimentado cambios significativos en la sociedad, en la economía y en la política.

La mujer paraguaya del siglo XXI tiene una mayor participación laboral, dejando el hogar y a sus hijos, buscando generar mayores ingresos para su familia. Pero para que esto ocurra se precisaron mayores niveles de formación. Según datos de la Universidad Nacional de Asunción, se observa que entre los postulantes, ingresantes, matriculados y egresados, se tiene mayor cantidad de mujeres que de hombres. Esto se debe a diversos factores, entre ellos la disminución de la tasa de natalidad. Cuantos más años de formación, menor es la cantidad de niños por mujer.

Estos niveles de formación no se traducen generalmente en mayores ingresos: Según datos de la OIT, la desigualdad es notoria en el ingreso económico, ya que los hombres perciben mayores ingresos que las mujeres y la brecha oscila alrededor de 645 mil guaraníes a favor de los hombres. En el sector independiente las diferencias más importantes llegan a alrededor de 900 mil guaraníes, según datos de la Fundación Capital.

Si bien el rol de la mujer se redujo históricamente al ámbito familiar, hoy día cumplen un papel preponderante para el desarrollo de la economía, ya que cada vez más mujeres comenzaron a ser partícipes de emprendimientos en pequeña y gran escala, en área de los negocios, las finanzas, la política, sin dejar de lado la tarea más importante: la de ser mujer.


También podría gustarte