Bancos ganaron 11% menos que el año pasado

Las utilidades a febrero fueron por US$ 62 millones.

Datos del boletín estadístico del Banco Central del Paraguay (BCP) muestran que a febrero, el sistema bancario obtuvo ganancias por unos US$ 62 millones, cifra que es un 11% menor al acumulado obtenido el año pasado al primer bimestre, cuando las empresas del rubro distribuyeron utilidades por un valor total de US$ 70 millones. El Banco Nacional de Fomento (BNF) fue el de mayores ganancias.

En una entrevista anterior, Juan Carlos Martín, gerente general del Banco Atlas, había mencionado que esta tendencia comenzó ya en el primer mes del año, por lo menos en el caso particular de su compañía se debía a las previsiones aplicadas tras el difícil año económico que tuvieron muchos sectores de la economía en el 2019, pero que un buen desempeño del campo para este año podría revertir la situación.

Cabe destacar que estos datos todavía no recogen los datos con el impacto que ha tenido el Covid-19  ya que la cuarentena comenzó en marzo y, sin embargo, ya el sistema venía registrando números que eran menores a los del año pasado. Muchas de estas empresas han aplicado promociones, descuentos y han postergado el pago de cuotas para alivianar la carga a sus clientes con lo que sería lógico que para una vez que se tengan los datos del mes de marzo continúe esta tendencia.

El Banco Itaú que por varios meses se había mantenido en el primer puesto de las utilidades bancarias tuvo una reducción del 35% en este primer bimestre y pasó al segundo lugar con un total de US$ 11,7 millones y por su parte, el Banco de Fomento, que ya venía con buen crecimiento pasó al primer lugar  con US$ 14,2 millones lo que representaría una variación del 14% en sus ganancias.

Con esto, se sigue demostrando la solvencia con la que cuenta el banco público y varios son los analistas que han opinado que el BNF debería ser el gran artífice para el otorgamiento de créditos rápidos a pequeñas y medianas empresas en este momento de incertidumbre. De momento, han habilitado una línea de G. 100.000 millones para este efecto y han puesto a disposición de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) una importante cantidad de dinero para redistribuir como fondeo a los demás bancos.

El problema sigue estando, según lo admitió el propio titular de la institución, Carlos Florentín, en la escasa cantidad de funcionarios capacitados para realizar los análisis de riesgo y en la misma estructura del banco que se ve sobrepasada ante la gran demanda que hay en este momento por parte de empresas que necesitan flujo de caja para poder mantener empleos o no declararse en quiebra directamente.

Por su parte, el Banco Regional que recientemente ha realizado una emisión de bonos por US$ 25 millones de dólares para capitalizarse, ha tenido una importante caída en sus dividendos que ha sido del 94% con respecto a sus resultados del año pasado y solamente alcanzó la irrisoria suma de US$ 170.000. También Interfisa sigue con una delicada situación y según el informe del BCP sigue registrando pérdidas que ascienden en esta ocasión a los US$ 1,7 millones.


También podría gustarte