Coronavirus vuelve a hundir las bolsas; Nueva Zelanda encabeza las caídas con 7,6%

Las bolsas europeas y asiáticas volvían a hundirse este lunes por la incertidumbre sobre el plan económico de Estados Unidos para hacer frente al coronavirus y por las advertencias de resultados negativos de grandes compañías.

En Hong Kong, el índice Hang Seng perdió 4.4% mientras en Sídney la bolsa cayó 5.6% y en Wellington un 7.6%, respondiendo a la decisión de Nueva Zelanda de decretar el confinamiento general. En Singapur la bolsa cedía 7.5% y Seúl perdía 5.5 por ciento.

En Shangái se registraron pérdidas del 3.11% y en China la bolsa de Shenzhen retrocedió un 4.26 por ciento.

La Bolsa de Tokio fue una excepción y cerró en verde gracias a la debilidad del yen y a SoftBank Group, que anunció un ambicioso plan para ceder activos y comprar acciones.

La Bolsa de Tokio cerró este lunes al alza, ante el optimismo de que los Juegos Olímpicos de 2020 parecen poco probables de ser cancelados, pese a la creciente preocupación por la pandemia de coronavirus. El Nikkei de 225 acciones, ganó 334.95 puntos o un 2.02 por ciento

En Europa las bolsas estaban en rojo en la apertura tras cierto optimismo a finales de la semana pasada. París perdía 4.44%, Fráncfort 4.40% y Londres 4.79 por ciento.

Entretanto en Madrid el Ibex-35 perdía casi un 2.5% y el FTSE MIB de la bolsa de Milán un 3.3% en los primeros intercambios del lunes.

Las bolsas se vieron afectadas por el fracaso el domingo del Congreso estadounidenses para aprobar un plan para movilizar unos dos billones de dólares para apoyar a la economía frente a la pandemia de coronavirus.

A pesar de intensas negociaciones, la Casa Blanca, los republicanos y los demócratas del Congreso no lograron llegar el domingo a un acuerdo en la primera votación.

El mercado de la deuda se estabilizó por su parte con movimientos limitados, tanto en Europa como en Estados Unidos.

“Estas caídas rápidas y sin precedentes ilustran la velocidad con la que pasamos de un pequeño temor por la salud pública a una recesión mundial”, dijo Stephen Innes, un analista de AxiCorps.

Tras intentar estabilizarse, los mercados están de nuevo “bajo fuerte presión en la apertura a causa de la caída en Wall Street el viernes por la noche” y el desacuerdo en Estados Unidos, apunta Tangi Le Liboux, un analista de Aurel BGC.

“Sin embargo podemos suponer que los dos campos lograron resolver su problema pero la progresión de la pandemia obliga a los inversores y a los analistas a revisar continuamente al alza su coste, que ya es exorbitante”, añadió.

Los mercados también se han visto afectados por las advertencias sobre beneficios negativos de grandes compañías, como la petrolera francesa Total o el fabricante europeo de aviones Airbus.

La compañía Singapur Airlines también anunció que dejará en tierra la mayoría de su flota hasta abril y dijo que lucha por sobrevivir.

Según Tangi Le Liboux, “seguimos pensando que los mercados todavía no llegaron a su punto más bajo pero somos incapaces de decir si la caída seguirá o si los mercados lograrán estabilizarse al menos temporalmente” con un acuerdo en Estados Unidos.


También podría gustarte